_
_
_
_
_

El FROB elije a STJ Advisors para asesorar en la venta de su 17,32% en CaixaBank

La firma se hace con un contrato por 80.000 euros anuales

Caixabank
Torres de CaixaBank en Barcelona.

El FROB ya tiene nuevo asesor para vender su participación en CaixaBank. El organismo estatal ha asignado el contrato a STJ Advisors para estudiar la desinversión en el banco catalán, en el que posee el 17,32% del capital, según se refleja en el portal de contratación pública.

El acuerdo tiene una duración inicial de un año, hasta diciembre de 2024, aunque se puede prorrogar por dos años más. El importe base propuesto por el FROB era de 180.000 euros, aunque la oferta de STJ es menos de la mitad, de 80.000 euros. Si el contrato se prorroga por los dos años, al final del periodo la firma ingresaría 240.000 euros.

Hasta ahora, el Estado había estado asesorado por Arcano. La entidad se hizo con el contrato en 2020, pocos meses después del anuncio de la fusión entre CaixaBank y Bankia y posteriormente se prorrogó en dos ocasiones. El mandato finalizó el pasado mes de octubre, sin que en esos tres años el Estado haya acometido una venta de acciones.

El banco asesor juega un papel clave en la gestión de la participación del Estado en CaixaBank. Aunque la decisión de vender parte o la totalidad de las acciones solo puede tomarla el Gobierno, el banco tiene la misión de encontrar las ventanas adecuadas para acometer esa desinversión, con el objetivo de maximizar la recuperación de recursos públicos. Aunque el Gobierno no ha expresado abiertamente la intención de vender la participación en CaixaBank de forma inmediata, es de esperar que esa desinversión se produzca a medio y largo plazo.

El Gobierno promovió la fusión de Bankia y CaixaBank para facilitar la venta de la participación pública y elevar su valoración, pero sin haberse desprendido ni de una sola acción en cinco años. El 3 de septiembre de 2020 CaixaBank y Bankia comunicaron a última hora del día que estaban manteniendo conversaciones para fusionar ambas entidades. En ese momento, el 61,8% del capital que controlaba el FROB en Bankia estaba valorado en unos 1.900 millones de euros. En realidad, se trata de una valoración condicionada por la pandemia del Covid-19, con las cotizaciones a la baja. La fusión entre ambos bancos se negoció en plena crisis sanitaria, lo que provocó una caída generalizada de la banca en Bolsa.

Desde entonces, una vez superada la pandemia y con el viento a favor de las subidas de tipos de interés que han provocado la recuperación del negocio bancario, el valor en Bolsa de las acciones de CaixaBank no ha dejado de aumentar. Al cierre de la sesión bursátil de hoy, el 17,32% del FROB en la entidad catalana está valorado en unos 5.000 millones, lo que supone una revalorización del 163% desde que se anunció la fusión.

El Estado inyectó 22.000 millones para rescatar Bankia, de los más de 58.000 millones con los que reflotó el sector financiero gracias al rescate de Bruselas. Del dinero dedicado a Bankia, el FROB calcula que solo podrá recuperar unos 6.000 millones, sumando el valor de la acción, los 1.400 millones cobrados en dividendos y los 2.100 millones por las ventas de acciones. En cualquier caso, el objetivo de los Gobiernos siempre ha sido maximizar la recuperación de las ayudas. Para ello, el Ejecutivo ha vuelto a extender el plazo máximo legal para que el FROB culmine la desinversión hasta 2025.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

_
_