_
_
_
_

Cepsa pierde 116 millones hasta septiembre tras pagar 323 millones por el nuevo impuesto a las energéticas

La petrolera tiende la mano al nuevo Ejecutivo para garantizar “un marco normativo y fiscal que respalde a la industria”

Carlos Molina
Maarten Wetselaar, consejero delegado de Cepsa.
Maarten Wetselaar, consejero delegado de Cepsa.Pablo Monge

El pago de impuestos extra a las energéticas y la venta de los negocios de exploración y producción en Abu Dabi al grupo Total ha penalizado la cuenta de resultados de Cepsa en el último trimestre. En los nueve primeros meses de 2023, la petrolera obtuvo un ebitda de 1.165 millones de euros, lo que representó un recorte del 53,3% en comparación con el mismo período de 2022, como consecuencia de los menores volúmenes de producción en Abu Dabi. En paralelo, el beneficio neto ajustado, que mide específicamente el desempeño de los negocios, también cayó un 52,9% hasta los 252 millones de euros.

Con todo, estas dos métricas no reflejan completamente la realidad financiera de Cepsa ya que no tienen en cuenta los cambios en las valoraciones de los activos ni los efectos extraordinarios como el citado pago del impuesto extraordinario a los ingresos de las empresas energéticas que el Ejecutivo activó para los dos próximos años. Aplicadas ambas variables también, la petrolera registró en su conjunto pérdidas de 116 millones de euros entre enero y septiembre, una cifra que contrasta con los 982 millones de beneficio entre enero y septiembre de 2022.

El tributo extraordinario grava con un tipo del 1,2% las ventas anuales de las empresas del sector cuyos ingresos superen los 1.000 millones anuales. En el caso de Cepsa, la petrolera ha procedido en septiembre al abono de 158 millones de euros, correspondientes al segundo pago del impuesto, lo que ha supuesto un desembolso total de 323 millones de euros en 2023 y un duro golpe a su cuenta de resultados. El consejero delegado de Cepsa, Maarten Wetselaar, cargó este jueves contra esa figura impositiva. “Nuestros resultados financieros han experimentado una mejora en el tercer trimestre gracias al aumento de los márgenes de refino, aunque los resultados globales de los nueve primeros meses del año siguen reflejando la repercusión del impuesto extraordinario, que consideramos mal diseñado; así como la volatilidad de los mercados energéticos en Europa en lo que va de año”, aseguró. La energética pagó 3.358 millones de euros en impuestos en España entre enero y septiembre, de los que 2.046 millones fueron soportados por la compañía y 1.312 millones por as autoridades tributarias.

“Esperamos trabajar con el nuevo Gobierno para garantizar que el marco fiscal y normativo respalde a la industria y cree un entorno competitivo para la transición energética, fomentando la inversión y permitiendo en España el desarrollo del mayor proyecto europeo de hidrógeno verde”, indicó Wetsellar, que tendió la mano al próximo Gobierno. “Cepsa sigue comprometida en su estrategia Positive Motion para convertirse en el líder de hidrógeno verde, biocombustibles 2G y movilidad sostenible”, añadió.

Menos deuda

En este complejo contexto financiero, el grupo ha optado por reforzar la liquidez y acelerar el desapalancamiento. En los nueve primeros meses, la deuda neta se redujo hasta 2.488 millones de euros (302 millones de euros menos), lo que representó un ratio respecto a ebitda de 1,7 veces, mientras que la liquidez se elevó a 4.162 millones de euros (359 millones más en doce meses). Carmen de Pablo, directora financiera de Cepsa, recalcó en la presentación de resultados que esa posición saneada le ofrece un margen de 4,4 años sin riesgo de refinanciación. Uno de los hitos en el calendario de vencimiento de deuda de la compañía es la devolución de un bono de 500 millones prevista para 2025.

La directora financiera de Cepsa también hizo referencia a la compra de 200 estaciones de servicio de Ballenoil, anunciada esta semana, para entrar de lleno en el segmento del bajo coste y atender a una parte importante de clientes que priorizan el ahorro en un escenario de precios elevados. “Ballenoil representa el 50% del mercado y queremos ser un actor relevante con un plan para incrementar las estaciones de servicio hasta 500 en los próximos tres años”, aseguró en su exposición, en la que detalló que se irán incorporando biocombustibles y cargadores eléctricos en línea con la política de descarbonización.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Carlos Molina
Periodista de la sección de Empresas, especializado en hoteles, turoperadores, agencias de viajes y aerolíneas. Trabajó en la sección de Especiales entre 2001 y 2005 y escribió sobre comercio exterior, política económica y macroeconomía en la sección de Economía entre 2005 y 2015. También ha trabajado en ABC, Interviú y el diario Mediterráneo.

Más información

Archivado En

_
_