_
_
_
_
_
Energía

Cepsa vende a TotalEnergies el 20% de un yacimiento marino en Emiratos Árabes

La petrolera española había pagado por él 1.200 millones en 2018

Maarten Wetselaar, CEO de Cepsa.
Maarten Wetselaar, CEO de Cepsa.Pablo Monge

Cepsa ha firmado un acuerdo con TotalEnergies para la venta de sus activos de exploración y producción en Emiratos Árabes Unidos, que incluye el 20% que la compañía española tiene en la concesión de los yacimientos en alta mar Satah Al Razboot (SARB), Umm Lulu, Bin Nasher y Al Bateel, según informó ayer la empresa en un comunicado de prensa.

De la operación forma también parte la transmisión de su participación indirecta del 12,88% en la concesión de Mubarraz mediante la venta de sus acciones en Cosmo Abu Dabi Energy Exploration & Production, sociedad que explota estos activos.

Se da la circunstancia de que Cepsa, que no ha querido desvelar el importe de ambas operaciones, compró en 2018 a la Compañía Nacional de Petróleo de Abu Dabi (ADNOC) ese 20% en los yacimientos offshore SARB y Umm Lulu, que se estimaba podían producir 215.000 barriles de petróleo al día. Según se informó entonces, Cepsa pagó por dicha participación 1.500 millones de dólares (unos 1.200 millones de euros).

El acuerdo, que tenía una duración de 40 años, se ha deshecho ahora con la cesión de estos activos a la petrolera francesa.

Cepsa, con un 63% del capital controlado por el fondo soberano de Abu Dabi Mubadala Investment Company, y en un 37% por Carlyle Group, opta ahora por abandonar los negocios de exploración y producción en Emirates, país que se consideraba “estratégio, y por el que había apostado antes de la entrada en su capital de este fondo de inversión, en 2019.

Las operaciones de desinversión anunciadas ayer por el grupo, están sujetas “al cumplimiento de las condiciones suspensivas habituales en este tipo de transacciones, incluida la formalización de la documentación y obtención de las aprobaciones finales, y tiene como fecha efectiva el 1 de enero de 2023″, indicaba en el comunicado.

Según la compañía que dirige Maarten Wetselaar, esta transacción “permite apoyar objetivos clave establecidos en la estrategia 2030 de Cepsa, Positive Motion”, abandonando el negocio tradicional de la petrolera y “avanzando en la transformación del grupo para convertirse en líder en movilidad sostenible, la producción de biocombustibles e hidrógeno verde en España y Portugal, y ser un referente de la transición energética”.

Para alcanzar este objetivo, Cepsa se ha comprometido a invertir hasta 8.000 millones de euros en esta década.

“Esta transacción posiciona a Cepsa para acelerar su objetivo estratégico de migrar sus negocios hacia nuevas áreas sostenibles, como el hidrógeno verde o los biocombustibles, así como el desarrollo de la primera red de recarga ultrarrápida para vehículos eléctricos en España y Portugal. Valoramos mucho las estrechas relaciones de colaboración que hemos desarrollado con el Gobierno de Abu Dabi y ADNOC a lo largo de los años.”, indicó asimismo el consejero delegado en el comunicado.

Cepsa, que no cotiza en Bolsa, tiene previsto presentar el viernes sus resultados de 2022.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Sobre la firma

Carmen Monforte
Es redactora de Energía de Cinco Días, donde ocupó también los cargos de jefa de Especiales y Empresas. Previamente, trabajó como redactora de temas económicos en la delegación de El Periódico de Cataluña en Madrid, el Grupo Nuevo Lunes y la revista Mercado.

Archivado En

_
_