_
_
_
_

STC defiende su vocación de controlar los activos que adquiere

La teleco reconoció ante los inversores un ambicioso plan de expansión con compras, días antes de entrar en Telefónica. Contempla pagar un dividendo especial

Santiago Millán Alonso
STC
Sede de STC.YAZEED ALDHAWAIHI (EFE)

STC mandó durante el verano distintas señales a los inversores sobre su intención de afrontar operaciones corporativas, poco antes del anuncio de su entrada en Telefónica con la compra de un 9,9% del capital, por 2.100 millones de euros, que sitúan a la teleco, controlada por el fondo soberano de Arabia Saudí, como primer accionista.

En la presentación con analistas que siguió a la publicación de las cuentas del primer semestre, el vicepresidente de Finanzas Corporativas de la operadora árabe, Ali Alharbi, STC afirmó que la empresa tiene un ambicioso plan de expansión, precisando que estaba analizando distintas adquisiciones, que serían financiadas con su fuerte generación de caja.

En la presentación, ante las preguntas de los inversores, los directivos de STC afirmaron que el objetivo de la empresa es tomar el control de los activos adquiridos, si bien admitieron que eso no es siempre posible, y citaron el caso de Devoteam Middle East, de la que el grupo árabe ha adquirido un 40%. “En general, nuestro plan es tener la mayoría, pero esto podría cambiar en función de los activos adquiridos”, dijo el ejecutivo.

En el caso de Telefónica, la toma de control parece muy complicada. De momento, necesita el permiso del Gobierno para llegar al 9,9%. No obstante, con su posición sí podría tratar de influir en la gestión, en línea con la estrategia que ha aplicado Emirates Telecom (e&) en Vodafone, de la que se convirtió en primer accionista, con un 14% del capital. La teleco de emiratos, junto a otros inversores, contribuyó en la presión para la salida de Nick Read, anterior CEO de Vodafone.

La dirección de STC también apuntó al objetivo de la empresa en crecer en el segmento de inteligencia artificial, señalando que también se está explorando la opción de realizar adquisiciones, junto con las propias capacidades de la teleco en este ámbito.

En la anterior presentación de resultados, en febrero de 2023, preguntados por Henrik Herbst, analista de Morgan Stanley (entidad financiera que posteriormente ha articulado la ofensiva de STC sobre Telefónica), los ejecutivos de STC habían indicado que su expansión y estrategia de crecimiento estaba muy clara.

“STC está enfocada en la región de Oriente Medio y Norte de África (MENA), e incluso más allá. No podemos hacer más comentarios sobre fusiones y adquisiciones, y cualquier progreso en este ámbito será comunicado a través de los canales oficiales”, dijeron entonces los directivos. Lo cierto es que la entrada en Telefónica lleva a STC más allá de los mercados de la región MENA.

Además de la citada compra de Devoteam Middle East, con la que la compañía ha establecido una amplia alianza tecnológica (con actividades como la transformación digital, el análisis de datos o la inteligencia artificial, entre otros), STC destaca que en el primer semestre del año cerró el acuerdo para que su filial de infraestructuras Tawal, adquiriese los activos de torres de United Group, en una transacción valorada en 1.220 millones de euros.

La compra respaldó la estrategia de la operadora árabe de continuar con su expansión internacional en mercados claves, con un significativo potencial de crecimiento. En este caso, la compra permite al grupo entrar en mercados como Bulgaria, Croacia y Eslovenia, con un total de 4.800 emplazamientos.

STC también cerró en el primer semestre la adquisición del 100% del capital de la empresa de soluciones CCC, de la que ya tenía un 49%, en una transacción valorada en 450 millones de riales (unos 111 millones de euros).

Dividendo

Junto a las fusiones y adquisiciones, STC también abrió la puerta en agosto al pago de un dividendo especial tras los buenos resultados del primer semestre, en los que la operadora elevó sus ingresos un 8%, alcanzando su máximo histórico. La teleco señaló que dependerá finalmente de las necesidades de inversión que deba afrontar en nuevas infraestructuras.

En el segundo trimestre, STC abonó un dividendo de 0,61 riales por acción, casi en línea con el primero, con una rentabilidad por dividendo del 3,68% y un payout del 65,57%.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Santiago Millán Alonso
Es periodista de la sección de Empresas, especializado en Telecomunicaciones y Tecnología. Ha trabajado, a lo largo de su carrera, en medios de comunicación como El Economista, El Boletín y Cinco Días.

Más información

Archivado En

_
_