_
_
_
_

La FIFA suspende con carácter provisional a Luis Rubiales “de toda actividad” por 90 días

La medida disciplinaria llega tras el beso forzado a la futbolista Jenni Hermoso en la final del Mundial femenino. Pedro Rocha asume la presidencia interina durante este periodo

El presidente de la Real Federación Española de Fútbol, Luis Rubiales, durante su intervención en la Asamblea General de dicho organismo en la que ha anunciado que no dimitirá de su cargo.
El presidente de la Real Federación Española de Fútbol, Luis Rubiales, durante su intervención en la Asamblea General de dicho organismo en la que ha anunciado que no dimitirá de su cargo.
CINCO DÍAS

La Federación Internacional de Fútbol (FIFA), a través de su Comisión Disciplinaria, ha suspendido este sábado “con carácter provisional” al todavía presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales, ”de toda actividad relacionada con el fútbol a nivel nacional e internacional”. La suspensión será efectiva desde hoy y por un periodo inicial de 90 días. Tras haber recibido la notificación, la RFEF ha informado de que, de acuerdo con sus estatutos, el vicepresidente adjunto a la presidencia, Pedro Rocha, asumirá el mando de la federación de manera interina durante estos tres meses. Además, la Federación ha convocado para el lunes una reunión “extraordinaria y urgente” con los presidentes regionales, con el objetivo de “analizar y evaluar la situación actual y las decisiones o actuaciones a adoptar”, según reza un comunicado de la entidad emitido este domingo.

El máximo organismo futbolístico a nivel mundial ha anunciado hoy en una nota de prensa que “el presidente de la Comisión Disciplinaria de la FIFA, Jorge Ivan Palacio, en uso de las facultades otorgadas por el artículo 51 del Código Disciplinario de la FIFA (CDF), ha acordado en el día de hoy la suspensión provisional de Luis Rubiales de toda actividad relacionada con el fútbol a nivel nacional e internacional”.

Desde la comisión se han dictado también dos directivas adicionales que ordenan a Rubiales “que se abstenga, mediante el mismo o terceros, de contactar o intentar contactar con la jugadora profesional de la selección nacional española, Jennifer Hermoso o a su entorno cercano”. Asimismo, se ha trasladado la misma orden a la RFEF, pidiendo que sus empleados se abstengan de contactar con la jugadora y con su entorno.

La decisión, que se ha comunicado este mismo día a Rubiales, a la RFEF y a la UEFA, llega un día después de que el presidente de la Federación anunciara durante una rueda de prensa en la Asamblea General Ordinaria de la RFEF que no tenía ninguna intención de dimitir. En la comparecencia, justificó su comportamiento en la final del mundial femenino cuando, en el palco, se llevó las manos a los genitales al acabar el encuentro y tras haber besado en la boca a Hermoso. Rubiales aseguró que fue un “beso espontáneo, mutuo y eufórico y consentido”, unas declaraciones que fueron desmentidas por la misma jugadora.

La intervención de Rubiales provocó una oleada de críticas tanto desde el mundo deportivo como desde la política. El viernes, las 23 jugadoras de la selección femenina junto a otras futbolistas anunciaban que no volverán a una convocatoria de la Selección hasta que no cambien los dirigentes. Además, Víctor Francos, presidente del Consejo Superior de Deportes, anunció ayer una reunión urgente del Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) para apartar del cargo al presidente de la Federación de Fútbol. Asimismo, este sábado once miembros del cuerpo técnico de la selección española femenina han condenado la conducta de Rubiales y han puesto sus cargos a disposición de la RFEF en apoyo a Jenni Hermoso y al resto de las jugadoras. Entre los firmantes no figura Jorge Vilda, el entrenador del equipo.

Otros expedientes

Este mismo sábado, el Consejo Superior de Deportes (CSD) ha formulado “una petición razonada” al Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) por una posible vulneración de la Ley del Deporte y del real decreto sobre Disciplina Deportiva por parte de Rubiales. El CSD considera que se han podido vulnerar los artículos 76.1.a de la Ley del Deporte y 14.h del Real Decreto 1591/1992, que hacen referencia a los abusos de autoridad y a los actos notorios y públicos que atenten a la dignidad o decoro deportivos.

“Ambas infracciones son consideradas ‘muy graves’, lo que posibilita la adopción de una medida de suspensión cautelar y provisional de Luis Rubiales como presidente de la Real Federación Española de Fútbol como consecuencia de su inaceptable comportamiento durante la final del Campeonato del Mundo femenino de fútbol”, ha informado el CSD este sábado.

Asimismo, la FIFA ya había tomado cartas en el asunto. El pasado jueves, de hecho, abrió un expediente disciplinario a Rubiales “por los hechos ocurridos durante la final de la Copa Mundial Femenina”. En ese comunicado, el máximo organismo rector del fútbol a nivel mundial afirmó que la conducta de Rubiales puede suponer una violación de el artículo 13 del Código Disciplinario de la FIFA, en sus apartados 1 y 2.

Este articulo hace referencia a “comportamientos ofensivos y violaciones del principio de juego limpio”, que debe cumplir toda persona, club o asociación vinculada a la FIFA. El apartado dos incluye hechos como “violar las normas básicas de una conducta decente”, los “gestos ofensivos”, o “comportarse de forma que vaya contra la reputación del fútbol o de la FIFA”, además de “utilizar un evento deportivo para manifestaciones de carácter no deportivo”.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_