_
_
_
_
_

El parón de actores y guionistas en EE UU ya acumula pérdidas por 4.000 millones

A la paralización de los grandes proyectos se suma el impacto en todos los sectores de servicios en Los Ángeles y otros grandes centros de rodaje

Imagen de una de las protestas de los profesionales de cine y televisión en Nueva York
Imagen de una de las protestas de los profesionales de cine y televisión en Nueva York.Alexi Rosenfeld (Getty Images)

Sube la intensidad, sube el número y suben las pérdidas. La disputa entre los actores y guionistas de Hollywood (y Estados Unidos en general) y los grandes estudios es una “lucha perdida” que podría causar daños de 4.000 millones de dólares (más de 3.554 millones de euros al cambio de hoy) en la economía estadounidense, según expertos consultados por Efe.

Las cifras coinciden con lo que ya se temían fuentes del sector a las pocas semanas de comenzar la huelga de los guionistas, en primavera, cuando se calculaba que el impacto no bajaría de los 3.000 millones en cuanto se superasen los tres meses de bloqueo. La protesta de los guionistas arrancó a principios de mayo y ahora se han sumado los actores, con lo que la paralización de producciones de prestigio como la temporada final de ‘Stranger things’ o la segunda entrega de ‘La casa del dragón’ acumularán ya más meses de retraso.

Hace 15 años, cuando una huelga similar alcanzó los 100 días exactos de duración, sólo en California el coste ascendió a unos 2.000 millones. La gran diferencia con entonces no es sólo la suma de los actores sino que ahora hay otros muchos estados altamente dependientes del negocio del cine y de las series y que ahora se ruedan el doble de ficción televisiva que entonces.

“Asumiendo que la huelga de los actores dure de 30 a 60 días, sumando la de los guionistas, se estima que existirán pérdidas de 4.000 millones de dólares a nivel nacional”, dijo en una entrevista el jefe de estrategia global del Instituto Milken de California, Kevin Klowden.

El impacto negativo que el cese de actividades ya está teniendo en la actualidad hace que el analista considere que el conflicto sea un enfrentamiento que “nadie va a ganar”, aún cuando ambas partes encuentren una solución.

El Sindicato de Actores (SAG-AFTRA) inició un paro laboral histórico el jueves 13 de julio -el primero que se desarrolla a la vez que los paros del Sindicato de Guionistas (WGA) en 63 años- después de que no llegaran a un acuerdo para la firma de un nuevo convenio colectivo con la Alianza de Productores de Cine y Televisión (AMPTP).

Esto ha paralizado la producción, rodaje y promoción de proyectos audiovisuales, afectando no solamente a gente de la industria del entretenimiento, como salas de cine y canales de televisión extranjeros, sino a todos los sectores de apoyo, de la misma manera que empresas de catering, construcción, renta de vestuario, limpieza, logística, transporte, etc.

Los actores exigen regulación de la inteligencia artificial (IA), remuneraciones más altas en las compensaciones que reciben los artistas cada vez que un servicio de “streaming” vende los derechos de una producción a un nuevo mercado, así como aumentos en los salarios mínimos, entre otras demandas.

Mientras que la AMPTP contrarresta las peticiones alegando que la industria aún no está totalmente recuperada de la pandemia y que la inestabilidad del modelo económico de las plataformas de “streaming”, basado en suscripciones, siguen siendo inestables y poco rentables.

“Ambos bandos reconocen que la industria ha cambiado gracias al ‘streaming’ y prácticamente todos están discutiendo cómo van a dividir el dinero que se genera de las plataformas”, comentó a EFE Robert Thompson, profesor de la Universidad de Siracusa y fundador del Centro Bleier para la Televisión.

Haciendo un análisis de la duración que han tenido otras huelgas de Hollywood en el pasado, Mark Young, especialista en entretenimiento y profesor de la Escuela de Negocios Marshall (Universidad del Sur de California), consideró “muy complicado” intentar predecir el tiempo que permanecerá esta situación, pero prevé que podría tratarse de varios meses.

Thompson tampoco puede estimar una fecha exacta para el fin del paro, pues cree que los problemas que se tienen que abordar en las negociaciones son “mucho más complicados” que en las huelgas anteriores.

“No hay señales de que la huelga vaya a terminar pronto. A decir verdad, no creo que se resuelva en septiembre. No parece haber ningún movimiento en esa dirección”, explicó Thompson.

Klowden es un poco más optimista al respecto y ve posibilidades en que el parón termine a finales de agosto para evitar afectaciones más severas en los calendarios de rodaje y producción de más títulos.

“Creo que habrá un empuje por parte de todos para al menos acercarse a algún tipo de acuerdo, aunque sea a corto plazo”, anotó Klowden. El experto incluso valoró que el desbloqueo de las negociaciones del AMPTP con el SAG-AFTRA haría que el WGA también logre un acuerdo en su convenio

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Más información

Archivado En

_
_