_
_
_
_

Mirai invertirá 200 millones en España en la compra de empresas industriales

Plan para consolidar un grupo en 2026 con ventas de 500 millones y 2.000 trabajadores

José Antonio Jainaga, presidente de Mirai.
José Antonio Jainaga, presidente de Mirai.

Mirai destinará 200 millones en España en los próximos tres años a la compra de una quincena de empresas de diferentes sectores industriales para configurar un grupo que en 2026 facture 500 millones con 2.000 trabajadores de 30 compañías. Mirai (futuro en japonés) es el brazo inversor de nueve directivos de Sidenor, liderados por el presidente de la siderúrgica, José Antonio Jainaga, que ha sido reelegido recientemente como presidente de Aege, la asociación de compañías electro intensivas.

El proyecto arrancó en 2018 y está desligado de la evolución del fabricante de aceros especiales, que ha desarrollado su propio plan de inversiones de 220 millones. Mirai ya cuenta con una cartera de diez participadas que suman ventas de 100 millones con medio millar de empleados. Estas filiales al 100% están centradas en la transformación del metal y de la electrónica y el objetivo ahora es el de entrar en otros sectores para ensamblar una corporación con sinergias entre las empresas que lo forman, según Marco Pineda, director general de Mirai.

Jainaga asegura que son inversores a largo plazo que buscan impulsar el crecimiento de las compañías que compren. El perfil que les interesa es el de empresas familiares sin una sucesión clara o aquellas en fase de reestructuración para actualizar su negocio. Con un Ebitda anual (beneficio bruto de explotación (Ebitda) entre dos y diez millones. Mirai quiere la mayoría accionarial, preferentemente el 100% del capital, para controlar la gestión. Busca negocios relacionados con el aluminio, el plástico, el cobre y el sector de la salud. Con instalaciones en Madrid, Valencia y Cataluña, donde están gran parte de los polos industriales de España.

La búsqueda de oportunidades se limita al ámbito industrial, “porque es en lo que creemos y lo que sabemos hacer”, declara José Antonio Jainaga, que añade que en otros ámbitos “no nos sentimos cómodos”. Este año consolidará otras cinco operaciones para cerrar 2023 con quince participadas, repartidas por Euskadi (ocho), Madrid, Navarra, Galicia, Cataluña, La Rioja y Burgos. El volumen del grupo alcanzará así una facturación superior a los 200 millones con 1.000 empleados.

Para afrontar estos planes, Mirai contratará a una docena de profesionales de alto nivel, dentro de un programa de captación de talento que ya ha comenzado. En 2022 estudiaron las posibilidades de 176 compañías, con el asesoramiento de grupos como Norgestion y PwC, entre otros. “De 150 que analizas, solo salen tres o cuatro”, aclara Jainaga.

Desde 2018, Mirai ha invertido 72 millones, un presupuesto que se elevará a 150 millones al cierre de 2022. Y a los que se sumarán los 200 millones citados para el periodo 2024-2026.

Su actual cartera de participadas está integrada, en el área de transformación metálica, por cinco sociedades. Son Innometal, Naivan, Fervilor, ModelMetal y Afarvi. Todas con más plantilla tras la entada de Mirai, asegura Jainaga.

De la división electrónica forman parte Técnicas Electrónicas Reunidas (TER), Coycavi y Tectron. Tambien cuenta con negocios industriales relacionados con el sector primario. A través de las filiales Isfa y Grupo Omega.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_