Tubacex se compromete a un ‘pay out’ del 30% al 40%

La cartera de pedidos se mantiene en los 1.650 millones

Francisco Javier García y Jesús Esmorís,  presidente y CEO de Tubacex, respectivamente.
Francisco Javier García y Jesús Esmorís, presidente y CEO de Tubacex, respectivamente.LUIS TEJIDO (EFE)

El fabricante de tubos sin soldadura Tubacex destinará entre un 30% y un 40% del beneficio al reparto de dividendos, según las directrices de su plan a 2025. La junta de accionistas celebrada este miércoles en Bilbao aprobó una retribución del 40% con cargo a los resultados de 2022, cuando ganó 20,2 millones, el mejor resultado de los últimos 14 años. Será un pago único que se realizará el próximo 6 de junio.

La junta también respaldó la amortización de 2,4 millones de títulos de Tubacex. Esta vía de retribución solo se aplicará cuando sea conveniente, según su presidente, Francisco Javier García. No en la actualidad, cuando la cotización se sitúa en la banda de los 2,50 euros por título.

Jesus Esmorís, consejero delegado de Tubacex, recordó que el plan a 2025 busca consolidar una facturación anual superior a los 1.000 millones. De momento, la cartera de pedidos se mantiene en el nivel de los 1.650 millones. Cuenta con una treintena de contratos a largo plazo con multinacionales del sector energético. Con esta base, Esmorís prevé que los beneficios de 2023 superen a los del año anterior.

Tubacex quiere reforzar su presencia en la transición energética y desmarcarse paulatinamente de su negocio tradicional, ligado al petróleo y al gas y que ahora supone el 31% de los ingresos. Para 2025 espera reducir esa exposición por debajo del 30%. La siderúrgica apuesta por la diversificación a otros sectores, como el de la movilidad (automoción, aeroespacial y aeronáutica) y el nuclear. También ha logrado los primeros contratos en captación y almacenamiento de CO2 en Estados Unidos y Noruega. Y sigue trabajando a futuro en el ámbito del hidrógeno.

Esmorís y su equipo quieren lograr la conversión del 50% del Ebitda (beneficio bruto de explotación) en caja, en base a un capital circulante que suponga el 30% de las ventas y que ahora alcanza los 380 millones. También persiguen una reducción de la deuda para que no sea superior a dos o tres veces el Ebitda (cuyo margen actual se sitúa entre el 12% y el 15% sobre ventas).

Con centros en 13 países, el año pasado abrió instalaciones en Guyana, Kazakhstan y Brasil. Y en el primer trimestre de este año ha invertido 1,8 millones en el inicio de las obras de una nueva planta en el Emirato de Abu Dabi y en la ampliación de una fábrica en Noruega. El plan a 2025 busca la conversión de Tubacex en un “proveedor de productos industriales avanzados y de servicios de alto valor añadido”. Lo que supone reducir la producción en toneladas y aumentar las ventas de los tubos de mayor precio, que dejan más margen. Así que en las plantas que tienen los costes más altos (las de España, Italia y Austria), fabricará los tubos Premium y fuera de Europa producirá las unidades low cost. Por ejemplo en su centro de Thailandia.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela
Normas

Archivado En