_
_
_
_
_

WiZink busca alianzas en el sector turístico para crecer en financiación y pago aplazado

Cierra un acuerdo con Iberia para pagar a plazos billetes de avión

Joaquim Saurina, el presidente ejecutivo de WiZink.
Joaquim Saurina, el presidente ejecutivo de WiZink.
Ricardo Sobrino

WiZink se lanza a cerrar acuerdos con empresas del sector turístico para ganar cuota en el mercado de la financiación y el pago aplazado. El banco digital, a través de su negocio Aplazame, ha cerrado recientemente una alianza con Iberia para que los clientes puedan pagar los vuelos en varios plazos. Ahora la entidad busca alianzas estratégicas similares con hoteleras y empresas del sector de viajes.

Aplazame es una firma de pagos y financiación flexible que WiZink adquirió en 2017 tras desembolsar 20 millones de euros y que integró por completo el pasado mes de marzo. La fintech está especializada en servicios de financiación aplazada directamente en el momento de la compra en el establecimiento bajo el esquema conocido como buy now, pay later (BNPL). También ofrece soluciones de pago aplazado en el comercio online. La entidad permite a las tiendas diseñar su propia combinación de productos de financiación, desde plazos cortos al 0% para el cliente hasta financiación a 36 cuotas para comprar de mayores volúmenes.

Esta filial es uno de los motores de generación de negocio para WiZink dentro de su plan estratégico en el que aspira a convertirse en la entidad líder de España y Portugal en financiación al consumo. Y para ello, se ha fijado en los sectores del turismo, de la tecnología de consumo y la educación. Aplazame ya cuenta con acuerdos con más de 1.700 comercios activos, entre los que se encuentran compañías como Lidl, Deporvillage Mundo Fitness, Gym Company o PcComponentes.

En 2022, Aplazame incrementó en un 20% el crédito concedido a través de su plataforma hasta superar los 200 millones de euros. La entidad aumentó su base de clientes hasta alcanzar más de 700.000, tras haber crecido un 44,95% con respecto al año anterior. Igualmente, la propia firma destaca que el 57% las compras financiadas el año pasado las realizaron clientes recurrentes.

“El crecimiento de las operaciones de Aplazame en 2022 en un 20% ha venido impulsado tanto por el crecimiento de las ventas financiadas en nuestros comercios asociados, aprovechando la mayor penetración de las formas de pago alternativas, como por el incremento en el número de establecimientos que trabajan con nosotros”, expresa Carlos Pérez, responsable del negocio de Aplazame.

En su nueva hoja de ruta WiZink prevé centrarse en las tarjetas de crédito, las alianzas estratégicas con terceros y hacer crecer los nuevos negocios de préstamos al consumo Además de Aplazame, WiZink cuenta con otros dos motores de generación de ingresos. Por un lado, Lendrock, que es la plataforma de financiación de vehículos de ocasión y que financió 70 millones en 2022, lo que supone triplicar la producción de un año antes. Por el otro, el negocio de préstamos personales, que financió 80 millones de euros en su primer año completo de actividad. Estos tres segmentos de WiZink suponen cerca del 20% de su negocio en España y el banco aspira a que representen en torno al 45% en el medio plazo.

En 2022, WiZink registró pérdidas de 98 millones de euros, lo que supone un 69% menos que los 312 millones que en 2021, aunque la entidad detalló que excluyendo las provisiones extraordinarias habría obtenido un beneficio de 27 millones.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Ricardo Sobrino
Graduado en filología italiana y en periodismo. Redactor de la sección Empresas especializado en información bancaria y finanzas. Canterano de CincoDías, se incorporó al periódico en verano de 2018.

Archivado En

_
_