_
_
_
_

ACS gana un 20% más por Abertis y la recuperación de la construcción en EE UU y Australia

Obtiene un beneficio de 163 millones a marzo y la concesionaria catalana cuadruplica su aportación, con 41 millones

Javier Fernández Magariño
Juan Santamaría, CEO de ACS con el presidente del grupo, Florentino Pérez, durante la junta de accionistas.
Juan Santamaría, CEO de ACS con el presidente del grupo, Florentino Pérez, durante la junta de accionistas.Pablo Monge Fernandez

El tirón del tráfico en las autopistas de Abertis es uno de los factores que explica el aumento del 20% en el beneficio atribuible de ACS, hasta los 163 millones. La concesionaria participada junto a la italiana Mundys (antes Atlantia) aporta 41 millones a ese resultado neto. El beneficio por acción a 31 de marzo mejora un 30%, hasta los 0,63 euros, y también es relevante para ACS el fuerte impulso capturado en los mercados de construcción de EE UU y Australia.

Por divisiones, es el área concesional la que más crece en el desglose del beneficio, con 48 millones (la filial Iridium entrega 7 millones de beneficio) y un avance del 205%. Pese a ello, la división de Construcción se mantiene como claro motor del resultado neto de ACS, aportando 103 millones, lo que supone un incremento del 26%. Los 8 millones cosechados por el negocio de Servicios suponen una ligera subida del 0,2%.

El conglomerado que preside Florentino Pérez alcanza los 8.111 millones en ingresos, con una mejora del 17%, mientras que el ebitda, de 462 millones, aumenta un 15,6%. La mínima rebaja en el margen (del 5,76% de marzo de 2022 al actual 5,69%) se debe a una menor contribución de los negocios de energía tras las desinversiones de 2022 y a lo que ACS denomina resultados de Corporación. El ebit se ha situado en este inicio del año en 328 millones (un 15,9% más).

El principal granero de ventas para ACS es Norteamérica, con el 62%, mientras que cosecha un 20% en Oceanía, un 9% en España, el 6% en el resto de Europa, y un 3% en el resto del mundo. Norteamérica también es el mercado más relevante en lo que respecta a la cartera de contratos, con el 55% de una reserva de trabajo valorada en 71.270 millones (un 3,3% superior a la del pasado diciembre). Oceanía tiene un peso del 23%, y un 9% de la cartera reside en España.

Resultados de ACS

ACS se ha apuntado nada menos que 12.365 millones en adjudicaciones entre enero y final de marzo. Entre los nuevos contratos ya contabiliza el encargo de una fábrica de baterías para el vehículo eléctrico encargada por Panasonic en De soto, Kansas (EE UU); reformas en la base militar de Pearl Harbor (Hawaii, EE UU) para habilitar un dique de mantenimiento de submarinos nucleares, o la modernización de una de las terminales del aeropuerto de Boston.

La actividad inversora de la compañía la ha situado en una posición de deuda neta de 1.948 millones, desde un saldo anterior positivo de 665 millones en marzo de 2022. La cifra ha crecido en más de 2.600 millones por la compra de acciones en manos de minoritarios en Hochtief y la exclusión de Cimic, para lo que ha empleado 1.274 millones. Otros 1.064 millones se han ido a aumentar la participación y tomar el control de la concesionaria de la autopista texana SH-288, y a la compra de MACA por 126 millones. También restan los 597 millones destinados a generar autocartera y los 352 millones en dividendos.

El CEO, Juan Santamaría, ha explicado ante los analistas que ACS podría plantearse subir del 70% en la citada Hochtief, en la que controla en la actualidad un 68,01%. Un 2% de la compañía cuesta 120 millones a los actuales precios de la acción.

Impulso en mercados estraégicos

Tanto Dragados como Hochtief han contribuido en el aumento del 17,4% en las ventas del área de Construcción, que declara 7.523 millones (un 96% en el exterior). ACS habla de una fuerte recuperación en su mercado estratégico de Norteamérica, donde ha facturado 4.912 millones (66% de los ingresos totales), con un alza del 19,5%. Al otro lado del planeta, la región Asia-Pacífico, en la que el grupo español opera a través de Cimic, entrega ventas por casi 1.800 millones, lo que supone un incremento del 18%. La actividad constructora en Europa, apunta la empresa, se mantiene en línea con el primer trimestre de 2022.

El ebitda de Construcción, de 346 millones, deja el margen sobre las ventas en un 4,6%. Las filiales constructoras de ACS suman una cartera de obra de casi 68.500 millones (un 95% internacional), con una subida del 8,5% frente a la cifra de un año atrás.

El negocio concesional aporta un 16% más en ingresos, hasta los 1.306 millones. Su ebitda sumó un 20% respecto a marzo del año pasado, marcando 914 millones, y el beneficio llega a los citados 41 millones (9 millones a marzo de 2022).

ACS explica que Abertis tiene sus tráficos por encima de los niveles previos a la pandemia en la práctica totalidad de los mercados en que opera. La intensidad media de vehículos diarios atendida por la catalana ha subido un 4,7%. Iridium, por su parte, mejora un 14% su beneficio, hasta los 7 millones con la operación de 48 activos en los que ACS tiene invertidos 1.611 millones.

La compañía resalta este mediodía su apuesta por la autopista SH-288, en Houston (Texas, EE UU), en la que ha tomado un 56% del capital en los últimos meses por 1.064 millones hasta subir su participación al 78%. Ya el pasado 1 de abril, Iridium acordó la toma del último 22% en manos de Shikun&Binui por 450 millones de dólares. Con el 100% ya en sus manos, ACS negocio el traspaso del activo, valorado en más de 2.000 millones, a su participada Abertis. Con ello, podría hacer caja o aportar un activo manteniendo siempre el 50% del mismo, en función de la participación que atesora en la citada Abertis.

La autopista estrella en la cesta de ACS tiene 45 años de explotación por delante y el CEO, Juan Santamaría, explicó la semana pasada en la junta de accionistas el potencial de crecimiento del activo al vertebrar un área de fuerte desarrollo económico en Texas.

El negocio de Servicios de ACS, prestado a través de la marca Clece, gestiona una cartera de ingresos cercana a los 2.800 millones, y ha entregado un beneficio de 8 millones en el trimestre.

Dividendo de 1,55 euros

Además de dar luz verde a los resultados, la reunión del consejo celebrada hoy ha dado permiso para la implementación de un primer dividendo flexible equivalente a 1,55 euros por título. En la reciente junta de accionistas fueron aprobadas dos ampliaciones de capital por un máximo de 580 millones para cubrir una remuneración al accionista que rondará los 2 euros.

Los 1,55 euros anunciados está un 4,4% por encima de los 1,484 euros o una acción nueva por cada 15 antiguas repartidas en julio del año pasado. Florentino Pérez afirmó ante los accionistas que el compromiso es seguir elevando el dividendo al tiempo que se invierte en el desarrollo de los negocios. En la junta fue ofrecido el dato de que el 70% de los 5.000 millones captados en 2021 con la venta de Cobra y demás filiales industriales ha sido ya reinvertido.


Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Javier Fernández Magariño
Es redactor de infraestructuras, construcción y transportes en Cinco Días, donde escribe desde junio de 2000. Ha pasado por las secciones de Especiales, Cinco Sentidos, 5D y Compañías siguiendo la información de diversos sectores empresariales. Antes fue locutor de informativos en la Cadena Cope, además de colaborar en distintos medios de Madrid.

Más información

Archivado En

_
_