_
_
_
_

Marriott abrirá el primer JW en Barcelona en el antiguo hotel Omm

La cadena ultima un pacto con Rosa Maria Esteva, fundadora del grupo Tragaluz y propietaria del inmueble. Pondrá la marca y la gestión la mantendrá la holandesa Sircle Collection.

Carlos Molina
Terraza del Sir Victor Hotel, operado por el grupo holandés Sircle Collection, que se convertirá en el primer JW Marriot en Barcelona
Terraza del Sir Victor Hotel, operado por el grupo holandés Sircle Collection, que se convertirá en el primer JW Marriot en Barcelona

Marriott aprieta el acelerador para seguir creciendo en España en el segmento del lujo. Tras abrir hace un mes en Madrid el primer hotel de la marca JW en España, que contó con una reforma de 40 millones por parte del propietario (la socimi Milenium Hotels Real Estate) ultima un acuerdo para firmar el contrato del segundo hotel con esta enseña, que estará en Barcelona.

Fuentes cercanas a la negociación confirman que el acuerdo con Rosa María Esteva, fundadora del gigante de la restauración Tragaluz y propietaria del antiguo hotel Omm (en la actualidad Sir Victor Hotel operado por el grupo holandés Sircle Collection) está cerrado, lo que implica que los trabajos de reforma del inmueble para adaptarlo a los estándares de la marca de lujo JW podrían iniciarse en breve. De este modo, el pacto a tres bandas establece que Esteva seguirá siendo la propietaria, Sircle Collection mantendrán la gestión del hotel y el gran cambio será la nueva marca con la que se comercializará el hotel (JW Marriott) y el gran canal de distribución con el que contará a través de los 177 millones de clientes del programa de fidelización Marriot Bonvoy. Un esquema que repiten ambas empresas tras su primera experiencia en Milán (Italia).

El inmueble de cinco estrellas está situado en el centro de Barcelona, en la calle Rosellón junto al Paseo de Gracia y La Pedrera de Gaudí, y cuenta en la actualidad con 91 habitaciones. Nada que ver con el proyecto original del grupo Tragaluz, que hizo su primera y única incursión en el mundo hotelero desde 2003 con este inmueble, que originalmente contaba con solo 59 habitaciones y cuyo principal atractivo era el restaurante Roca Moo, dirigido por los hermanos Roca, que logró una estrella Michelín y que se convirtió en una referencia gastronómica en la ciudad condal. La aventura duró quince años y finalizó el 15 de julio de 2018 con una multitudinaria cena , a la que acudieron mil personas, para celebrar la despedida del Omm. Esteva, que hasta ese momento había compaginado propiedad y gestión del hotel, optó por ceder la parte operativa desde el 1 de agosto de 2018 al grupo holandés y se quedó exclusivamente como propietaria, llevándose consigo la marca Omm.

La entrada de Marriott con la marca de lujo JW servirá para revitalizar la inversión hotelera en Barcelona, que sufrió especialmente el pasado ejercicio, con un desplome del 70% en el volumen de transacciones logradas, desde los 753 millones de 2021 hasta los 225 millones de 2022, según el último informe de la consultora inmobiliaria Colliers. Un ajuste que estuvo muy marcado por el impacto que tuvo la venta de cuatro hoteles de Selenta en 2021, entre ellos el Sofía y el Expo situados en Barcelona, al fondo canandiense Brookfield por 440 millones de euros. La menor llegada de inversión tuvo que ver con el traslado de operaciones a Madrid, que encabezó el ranking en 2022 con 803 millones, con 19 transacciones, algunas tan relevantes como la venta del 51% del hotel Rosewood Villa Magna y Bless o la del hotel Princesa Plaza por 175 millones.

Tarifas por encima de los 500 euros

Antonio Catalán, presidente de AC Hotels by Marriot, una de las 30 marcas del gigante hotelero, hizo en marzo de anfitrión en la inauguración del JW Marriott en Madrid e insistió en la apuesta por el segmento del lujo. “Al turismo en España le sobran clientes y le falta precio. Una situación que se ha ido corrigiendo con la entrada de otros grupos de lujo con Mandarin o Four Seasons”. Catalán reconoció que la tarifa media con la que empezó a comercializarse el hotel en Madrid ronda los 500 euros por habitación (un precio similar al que podría tener el nuevo hotel en Barcelona, por encima del Sir Hotel) y que ya contaba con un porcentaje elevado de reservas, ya que el 91% de los clientes previstos eran extranjeros y una gran mayoría procede del club de fidelidad Marriott Bonvoy.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Carlos Molina
Periodista de la sección de Empresas, especializado en hoteles, turoperadores, agencias de viajes y aerolíneas. Trabajó en la sección de Especiales entre 2001 y 2005 y escribió sobre comercio exterior, política económica y macroeconomía en la sección de Economía entre 2005 y 2015. También ha trabajado en ABC, Interviú y el diario Mediterráneo.

Más información

Archivado En

_
_