_
_
_
_

Comercio e industria urgen a Ribera un plan ‘renove’ de electrodomésticos para evitar cierres

Las patronales Confemetal y FECE proponen utilizar fondos de la UE para mejorar la eficiencia energética y reflotar el sector

Comercio de electrodomésticos.
Comercio de electrodomésticos.
Bernardo Díaz

La alta inflación, persistente desde hace más de año y medio, y agudizada por los efectos de la invasión en Ucrania en el coste de las materias primas, sigue haciendo mella en la industria y el pequeño comercio. Los empresarios están especialmente preocupados por esta situación. La Federación Española de Comerciantes de Electrodomésticos (FECE, agrupa a los 5.500 comercios del sector) y la patronal Confemetal (220.000 empresas del metal), acaban de diseñar un plan renove de sustitución de electrodomésticos, que sirva para paliar los efectos de la crisis en las empresas del sector y ayude también a los objetivos de transición energética, marcados por el Gobierno.

Los presidentes de FECE y Confemetal, Diego Giménez y José Miguel Guerrero, respectivamente, han enviado una carta conjunta a la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, para solicitarle una reunión que aborde esta situación, y explicarle el diseño del citado plan, “en estos momentos de especial vulnerabilidad para las pymes del metal así como para el pequeño comercio (rural y urbano) y también para los consumidores y usuarios, debido a la crisis económica y especialmente energética”.

Otras entidades empresariales como la patronal de la gran distribución Anged y la asociación de fabricantes e importadores de electrodomésticos Applia ya se han sumado a esta iniciativa.

El plan renove-sostenibilidad, proponen los empresarios, supondría una ayuda para la sustitución del viejo parque de electrodomésticos que hay en España por nuevos aparatos con etiqueta A, más eficientes. Confemetal y FECE proponen a Ribera un plan a escala nacional, más allá de los incentivos aprobados por algunas comunidades autónomas. Dotado con 50 millones de euros, el plan se financiaría con fondos europeos Next Generation.

“Con esta medida –dicen en la carta– estaremos trabajando en la dirección correcta de los objetivos ODS y en superar las actuales trabas en cuanto a eficiencia y consumo energético. Reducir los recibos domésticos de la luz debe ser un objetivo prioritario de todos y, por tanto, pensamos que esta medida que estimulará al consumidor final, va a ayudar, tanto al Gobierno a cumplir sus objetivos de ahorro energético como a los pequeños comercios en forma de ayudas para incentivar la venta de los aparatos electrodomésticos eficientemente energéticos en cuanto a ahorros de agua y luz”, señalan.

Concretamente, calculan un ahorro energético de hasta 959,20 kWh/año, en un frigorífico tipo combi, al ser cambiado por uno de los nuevos de clase A. Esto supondría un ahorro de hasta 900 euros año, lo que, con una vida media de 10 años de un electrodoméstico, el ahorro llegaría a 10.000 euros, destaca a Cinco Días, Alfredo Gosálvez, secretario general de FECE. La Federación añade que los anteriores planes Renove de electrodomésticos, realizados en 2006 y 2010 lograron la sustitución de 3,3 millones de equipos domésticos.

Cierre de 200 comercios

FECE avisa que los costes siguen subiendo por encima de las ventas, debilitando los márgenes empresariales. Para el comercio de proximidad los costes se elevaron en el último año más de un 13,6%, frente al 9% que lo hicieron las ventas. Y recalca que las ventas reales de las pequeñas empresas, eliminando la inflación, se congelaron en el último trimestre de 2022. Además, el aumento de los costes laborales roza el 6% en el comercio de proximidad, “debido al impacto de la subida de cotizaciones y del SMI”.

El pasado ejercicio cerró con la primera reducción anual del número de empresas que se registra desde 2013 (excluyendo el período de pandemia), con 1.151 pymes menos. De ellas, 200 comercios corresponden al sector electrodomésticos, alertan.

A la estela de Galicia, Madrid y La Rioja

La renovación de viejos electrodomésticos por aparatos más eficentes en energía ha sido financiada por algunas comunidades autónomas en el pasado, aunque con escasa cuantía global y no continuada en el tiempo. Un ejemplo reciente es Galicia. Este año concede ayudas de hasta 450 euros. El plazo de solicitud acaba el 30 de septiembre o hasta que se agoten los fondos.

La Comunidad de Madrid, por su parte, incentivó en 2021 con hasta 150 euros la compra de nuevos equipos de clase A, B y C, de máxima eficiencia energética. En el caso de las lavadoras, los descuentos eran de 70 euros; en lavavajillas, de 110 euros y en frigoríficos, de 150 euros. La Rioja, aprobó para 2021 un descuento del 25% sobre el precio del electrodoméstico, con un máximo de 150 euros. El presupuesto global era de apenas 300.000 euros.


Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Bernardo Díaz
Redactor jefe de Empresas en Cinco Días desde 2021. Licenciado en Ciencias Económicas, y en Ciencias de la Información, trabaja en el diario desde 2000, donde ha sido redactor de macroeconomía, jefe de sección de Economía y de Empresas. También ha trabajado en Europa Press (local, internacional, nacional y economía) y en el Ministerio de Hacienda.

Más información

Archivado En

_
_