_
_
_
_

La Generalitat abre un conflicto con los taxistas al permitir que las VTC de toda España operen en Barcelona durante el MWC

La decisión llega después de que la asamblea de taxistas decidiera no convocar movilizaciones durante el encuentro de tecnología

CINCO DÍAS
Taxistas de toda España se manifiestan en noviembre de 2022 por las calles de Barcelona, con el objetivo de limitar las licencias de VTC.
Taxistas de toda España se manifiestan en noviembre de 2022 por las calles de Barcelona, con el objetivo de limitar las licencias de VTC.Quique García (EFE)

Las VTC que estén domiciliadas en cualquier comunidad autónoma de España podrán prestar sus servicios en el Área Metropolitana de Barcelona (AMB) entre los días 24 de febrero y 7 de marzo por la celebración del Mobile World Congress (MWC). La dirección general de Transportes y Movilidad del departamento de Territorio de la Generalitat de Cataluña aprobó la resolución que permite esta excepción el pasado 8 de febrero, pero recién fue confirmado por las autoridades este jueves por la tarde.

La autorización excepcional abarca un total de 12 días y va más allá de la celebración formal del MWC, que se lleva a cabo en Barcelona entre los días 27 de febrero y 2 de marzo, para que el servicio pueda abarcar a toda la actividad que se desarrolla alrededor del congreso de móviles.

La confirmación oficial llega pocas horas después de que la asamblea de taxistas decidiera no convocar ningún tipo de movilizaciones ni huelgas durante el MWC. Según ha explicado el portavoz de Élite Taxi y líder del sector, Tito Álvarez, los taxistas han decidido no realizar movilizaciones durante este congreso por las modificaciones que se van a introducir en la ley del taxi, a través de la ley de acompañamiento, que suponen, entre otras cuestiones, el blindaje de la tarifa regulada.

Álvarez también ha explicado que se endurece el régimen sancionador, sobre todo para los que ponen a conductores en los taxis que no tienen credencial ni permiso de taxista, que se enfrentarían a multas de entre 4.000 a 6.000 euros, con un tercer incumplimiento que supondría la revocación de la licencia.

Álvarez también ha explicado que, en cuanto al decreto-ley de las VTC del año pasado, se “ajustan” tres puntos de la norma para que las empresas tradicionales, que no están vinculadas a grandes plataformas como Uber o Cabify, puedan trabajar sin “los problemas que están teniendo”.

“Nos habían tendido una trampa para que hiciéramos movilizaciones en el MWC”, ha señalado Álvarez, que también ha destacado que el objetivo era “dejarnos mal” y también “manchar un poco nuestra imagen”.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_