_
_
_
_
_

Las pymes del sector industrial tienen más costes por la inflación

Este sector es el que mayor capacidad de impulso de crecimiento tiene, y, a su vez, el que más sufre las cuestiones económicas

La plataforma Hiscox, dedicada a los seguros para proteger negocios, ha elaborado un informe ahora que termina el año 2023, que ha tratado de analizar y describir la situación de las pymes y los autónomos de nuestro país. En concreto, ha definido bien el contexto en la que están actualmente las pequeñas y medianas empresas dedicadas al sector industrial, con respecto a los proyectos que se dedican a otros campos profesionales.

Lo cierto es que las pymes del sector industrial suponen únicamente el 6% del tejido empresarial español. Pero a pesar de ello, a su vez son las que tienen mayor capacidad de impulso de crecimiento con respecto al resto de sectores.

Un dato relevante al respecto es que según la información que ofrece el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, las pymes del sector industrial suponen alrededor del 16% del PIB nacional. En ese sentido, conocer bien cuál es la situación económica que están viviendo después de la crisis económica relacionada con la pandemia, y con la inflación consiguiente a los conflictos actuales en todo el mundo, es muy relevante.

Las medidas a las que se han visto obligadas las pymes del sector industrial

El informe de Hiscox es rotundo con respecto a una realidad que está sucediendo en el ámbito de las pequeñas y medianas empresas dedicadas al sector industrial: el 93% de ellas han visto incrementados sus costes de producción a causa de la inflación que ha venido dándose en el año 2023. Si lo comparamos con el porcentaje de pymes de todos los sectores que han sufrido este incremento de sus costes, nos encontramos con una diferencia abismal, porque estaríamos hablando de un 61,3%

Por otra parte, también hay otro dato relevante, que es que el 83,8% de las pequeñas y medianas empresas dedicadas al sector industrial que han tenido que ajustar sus márgenes de negocio con el objetivo de mitigar los efectos del entorno inflacionista en el que actualmente nos encontramos.

Es importante tener en cuenta esto porque, como ha quedado claro gracias a este estudio, el sector industrial supone una clave fundamental para la economía nacional española. Apoyar a las pequeñas y medianas empresas es, desde luego, una obligación y algo a lo que se ha dedicado el gobierno en los últimos años a través de las ayudas europeas Next Generation y los préstamos ICO.

También hay lugar para el optimismo en el sector industrial

No todo son malas noticias con respecto a las medidas que han tenido que tomar las pymes del sector industrial frente a la inflación y la crisis económica. Según el mismo informe de Hiscox, el 58,4% de ellas creen que podrían afrontar una recesión económica, a pesar de que se verían afectados, lógicamente, sus ingresos y posible facturación.

Son varios los problemas que les preocupan cuando son preguntados por el futuro económico más cercano, y el que destaca frente a los demás es la escasez de recursos. El miedo a la inestabilidad económica y geopolítica también está presente, aunque no tanto la incertidumbre que hay respecto al empleo, sobre la cuál también tienen un visión bastante optimista:

El 23,7% de las pymes dedicadas al sector industrial cree que lo capacidad de empleo y de retención de talento va a mejorar. Este último, el de la retención de talento, es un tema peliagudo para el que las empresas tienen que ofrecer algo de su parte. Implementar medidas para que las personas no se quieran ir de un proyecto, básicamente, a través de la mejora de las condiciones económicas y de la flexibilidad horaria, entre otras cosas. Por suerte, las pymes del sector industrial suman un porcentaje del 85,2% a la hora de asegurar que han ofrecido este tipo de condiciones a sus empleados, frente al 76,6% del resto de pymes españolas.

La situación económica y laboral que se vive actualmente en nuestro país, y en el resto del mundo es, desde luego, bastante compleja. Es por ello interesante tener la información de este tipo de informes para saber cómo van las cosas en el universo de las pymes, que son, por cierto, la gran mayoría del tejido empresarial en España.

Saber que, por ejemplo, el sector industrial no es el más común pero si uno de los que más fuerza ejercen sobre la totalidad de las empresas, es importante. Y también aporta cierto optimismo con respecto a este 2024 el  hecho de que su situación sea, al menos, estable.

Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

_
_