Cuidado con esta estafa haciéndose pasar por Abanca: no has de actualizar nada Ampliar foto
Wikimedia Commons / P.Lameiro

Cuidado con esta estafa haciéndose pasar por Abanca: no has de actualizar nada

Buscan robarte las credenciales

Cada vez encontramos más intentos de estafa con las que vaciar nuestra cuenta bancaria. Y ahora le toca el turno a los clientes de Abanca, ya que algunos de ellos están recibiendo un correo electrónico falso en el que los ciberdelincuentes se hacen pasar por la entidad bancaria, como indican desde ADSLZone.

 Hablamos de un tipo de estafa por correo electrónico, también conocida como estafa por email o "phishing", y que se está poniendo a la orden del día. Son intentos fraudulentos de engañar a personas y obtener información confidencial, como contraseñas, datos financieros, números de tarjetas de crédito u otra información personal valiosa.

Ya te hemos hablado de otros engaños semejantes, como el correo electrónico de la Guardia Civil en el que te acusan de todo tipo de delitos. Y ahora le toca el turno a la conocida entidad bancaria, ya que los ciberdelincuentes se están haciendo pasar por Abanca para engañar a los clientes desprevenidos.

Cuidado con el timo de Abanca: si recibes este correo, ignóralo

Como es habitual en este tipo de engaños, recibirás un correo electrónico de tu entidad bancaria, en este caso Abanca, indicando que hay una actualización de datos y que pulses en un enlace para acceder a la información. Evidentemente, es un enlace falso y que no te llevará a la web de Abanca.

Cuidado con esta estafa haciéndose pasar por Abanca: no has de actualizar nada ampliar foto
/ADSLZone

En cambio, cualquier usuario desprevenido que caiga en la trampa accederá a una página web que es un clon de la oficial de Abanca. El problema es que cuando introduzcas las credenciales de acceso, los ciberdelincuentes ya tendrán la información necesaria para poder vaciar tu cuenta bancaria sin dificultad.

Te hemos dejado una captura de pantalla del correo falso de Abanca para que veas cuáles son los detalles que delatan que es un intento de estafa. Para empezar, el correo del remitente ya hace pensar mal. Por no hablar de que su dominio de la lengua española no es el mejor precisamente.

Pero te puedes encontrar más pronto que tarde con una versión mejorada y en perfecto castellano. En este caso es fácilmente identificable, pero en un futuro posiblemente mejoren el sistema. Así que, si recibes un correo de este tipo, mejor que lo ignores. Y sobre todo, sigue estos tres consejos básicos para evitar sustos innecesarios:

  • No hacer clic en enlaces o descargar archivos adjuntos de correos electrónicos sospechosos.
  • Verificar la legitimidad de los correos electrónicos comunicándose directamente con la empresa o servicio en cuestión.
  • No proporcionar información personal o financiera en respuesta a correos electrónicos no solicitados o desconocidos.

Normas
Entra en El País para participar