_
_
_
_

Cómo la trama del ‘níquel fantasma’ hizo perder 535 millones a Trafigura

Compró decenas de contenedores de este valioso material que contenían otras cosas

Una mina de níquel, en Australia.
Una mina de níquel, en Australia.Reuters

La comercializadora de materias primas Trafigura Group se enfrenta a pérdidas por valor de más de 500 millones de dólares (463 millones de euros) tras descubrir que muchos cargamentos no contenían el níquel  que había comprado.

Trafigura lleva dos meses investigando lo que considera un fraude sistemático contra la compañía. De hecho, ya ha emprendido contra el empresario indio Prateek Gupta y varias empresas empresas vinculadas a él, como TMT Metals y las filiales de UD Trading Group.

El níquel desaparecido es un duro golpe para esta empresa que ha crecido rápidamente en la última década hasta convertirse en una de las mayores del mundo. También es un contratiempo para la industria de metales, que en los últimos años se ha visto acosada por historias de recibos de almacén falsos, documentos de envío duplicados y contenedores llenos de piedras pintadas.

Trafigura ha registrado una pérdida de valor de 577 millones de dólares por el fraude. El coste final podría ser menor si recupera algunos fondos. El jefe de comercio de níquel y níquel y cobalto, Socrates Economou, ha dejado la empresa, según personas familiarizadas con el asunto. Sin embargo, Trafigura considera que nadie en la empresa fue cómplice del fraude.

Trafigura ha comerciado con las empresas de Gupta desde al menos 2015, pero comenzó a revisar la relación el año pasado, según varias fuentes. Había estado comprando níquel en contenedores ya a bordo de los buques, para luego venderlo cuando los buques llegaran a su destino.

La trama empezó a desvelarse cuando los investigadores de Trafigura llegaron al puerto de Rotterdam justo antes de Navidad para comprobar el contenido de un contenedor que debía contener níquel. Cuando lo abrieron, estaba lleno de materiales de mucho menor valor.

"Desde finales de diciembre de 2022, una pequeña proporción de los contenedores comprados a estas empresas han sido inspeccionados al llegar a su destino, y se encontró que no contienen

níquel", dijo Trafigura en el comunicado. "La mayoría de los envíos permanecen en tránsito a la espera de nuevas inspecciones".

El níquel es un metal popular entre los defraudadores. Su alto valor hace que un contenedor lleno pueda valer 500.000 dólares. Y, sin embargo, se comercializa en volúmenes relativamente grandes y sin las grandes medidas de seguridad que se establecen para vender metales preciosos como el oro.

Otros comerciantes se vieron sorprendidos por el níquel por diferentes motivos el año pasado. El año pasado, el metal sufrió unas oscilaciones brutales en su precio que puso de rodillas a la Bolsa de Metales de Londres, una de las más importantes del mundo.

Para Trafigura, uno de los mayores comerciantes de energía y metales, la pérdida planteará dudas sobre sus procesos de verificación de operaciones y control de contrapartes. Además, presionará aún más a la unidad de metales de Trafigura, ya eclipsada por los operadores de energía de la empresa. 

El beneficio operativo antes de depreciación y amortización de la unidad de metales, hasta septiembre, cayó un 24% respecto al año anterior. Mientras, hubo resultados récord por parte de las comercializadoras de energía. Los metales sólo aportaron el 16% de los beneficios de la empresa, el nivel más bajo en más de una década.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_