_
_
_
_
_

Cinco valores bursátiles para exprimir el despegue del sector turístico

El sector europeo despunta en el inicio de año con un alza del 20% gracias a la reapertura de China

Un avión sobrevuela una playa.
Un avión sobrevuela una playa.Getty

El sector turístico recupera el vuelo y cierra el primer mes del año con una subida del 20%. Aunque desde los mínimos registrados en 2020, cuando se decretó el Gran Confinamiento, las turísticas europeas se anotan casi un 100% en Bolsa, siguen sin retornar a los niveles prepandemia. No obstante, en el arranque de 2023 logran sobreponerse a las perspectivas más sombrías que auguraban que con la vuelta de las vacaciones del verano se iba a notar una progresiva desaceleración de la demanda por la pérdida de poder adquisitivo. Si bien es cierto que la economía ha empezado a desacelerarse, los indicadores macroeconómicos muestran una mayor resistencia. Es decir, los temores de recesión se alejan progresivamente, una idea que ha sido constada por el FMI. En sus últimas proyecciones el organismo espera que la economía mundial avance un 2,9%. Esto ha servido de acicate para que valores como el touroperador TUI, la cadena hotelera Accor o la aerolínea Lufthansa se anoten un 36%, un 32% y un 27,5%, respectivamente.

El tirón del turismo en este inicio de año también tiene mucho que ver con la reapertura de China tras su drástica política de Covid cero. La vuelta a la normalidad de los desplazamientos de los ciudadanos chinos tras tres años de restricciones va a ser sin duda un impulso con el que confirmar las buenas previsiones para el sector turístico. “Será un buen año para el sector. En hoteles la demanda del segmento urbano no ha recuperado los niveles precovid y consideramos que este año la división de reuniones, incentivos, conferencias y exposiciones (MICE por sus siglas en inglés) debería recuperar buena parte de la demanda impulsando la operativa de las compañías”, señala Jaime Pallarés, analista de GVC Gaesco Valores. El experto considera que existe margen para que los ingresos superen los registrados en 2022, ya que el primer trimestre del pasado ejercicio contó con el impacto negativo de ómicron. No obstante, Pallarés señala que a nivel de rentabilidad todavía seguirá existiendo presión en márgenes por el aumento de los costes derivados de la inflación, así como un mayor gasto financiero por el elevado endeudamiento de las empresas.

El sector turístico en Europa repunta con fuerza en 2023

Con la vista puesta en los próximos meses los expertos creen que, aunque las firmas turísticas han subido mucho, sigue quedando algo de recorrido que refleje los buenos datos que se estiman. Eso sí, como señala Alfonso de Gregorio, director de Inversiones en Finaccess Value, antes de seguir subiendo en Bolsa no sería descartable que estas cotizadas optaran por la corrección. Es decir, que consolidaran los niveles antes de prolongar el rally. A la hora de apostar por la continuidad de la recuperación del sector, el consenso aconseja prudencia y cree que la selección de valores es esencial.

Desde Intermoney aconsejan cautela pues consideran que, aunque las perspectivas para el primer trimestre del año siguen siendo muy positivas y parece que va a seguir la tendencia de trimestres anteriores, existe una elevada incertidumbre. Algunos de los factores que han servido de impulso como el ahorro acumulado y la demanda embalsada empezarán a perder vigor. A ello se suma la delicada situación política y el deterioro del poder adquisitivo por la inflación, ingredientes que pueden llegar a cuestionar el rally. Aunque en el inicio de año el viento sopla a favor del sector turístico y queda aún mucho por recuperar de los estragos de la pandemia.


1. IAG

Con una subida de casi el 40%, la aerolínea se confirma como la cotizada más alcista de la Bolsa española en 2023. Aunque sus acciones se sitúan al filo de los dos euros, todavía están lejos de los cinco euros que registraban a comienzos de 2020, antes del estallido de la pandemia. De Gregorio la elige para su cartera, en sintonía con lo que defienden desde el departamento de análisis de Sabadell, que señala que gran parte de la revalorización se ha debido a que la compañía ha logrado sacudirse los rumores de una segunda ampliación de capital. En 2020 captó 2.741 millones de euros a través de este procedimiento, una medida que le sirvió para blindar la posición financiera del grupo ante el impacto de la pandemia.

En contraste con la delicada situación que se vivió hace tres años, en la actualidad IAG está recuperando negocio. Es decir, genera ingresos y ha dejado de quemar caja. Aunque las previsiones apuntan a que en los próximos meses la aerolínea conseguirá recuperar los ingresos y el ebitda precovid, el principal lastre continúa siendo su elevada deuda. A cierre de septiembre el pasivo alcanzaba los 11.058 millones de euros.

2. Meliá

El consenso de los analistas considera que, a pesar de que la cadena hotelera sube un 37% en el año, Meliá sigue teniendo recorrido. Una buena muestra de esta confianza son las recomendaciones. El 42,1% de los expertos que sigue al valor aconseja comprar y mantener a partes iguales, frente al 15,8% que cree que es momento de optar por la recogida de los beneficios. Dentro del grupo de expertos que apuesta por el valor, destaca Jaime Pallarés, analista de GVC Gaesco valores. “Nos gusta Meliá por su carácter vacacional y buen posicionamiento urbano a través del modelo de combinar ocio y negocio. Además, la apertura del mercado chino permitirá retomar la demanda latente de los turistas asiáticos y servirá de impulso para que Meliá prosiga con su expansión en la región”, destaca. Como alternativa para rebajar la deuda, los expertos apuntan a la venta de activos como la que tiene pendiente por 200 millones en el Caribe.

Iván San Felix, analista de Renta 4, valora positivamente las perspectivas respecto al nivel de reservas y los precios. “Meliá está sorteando la esperada desaceleración mejor de lo que se preveía hace unos meses”, destaca. En un entorno que sigue siendo complejo, San Felix aconseja cautela. “Creemos que el acuerdo para seguir ligados a la gestión de los 17 hoteles Tryp es positivo y es acorde a la estrategia de expansión o crecimiento basada en modelos de gestión o de franquicia, y no en propiedad”, destaca. Desde la entidad aconsejan sobreponderar y le otorgan un potencial del 23%, hasta los 7,5 euros por título.

3. eDreams

La agencia de viajes online es una de las cotizadas que más gusta a Jaime Pallarés para sacar partido de la recuperación del sector turístico. El experto confía en que la compañía logre los objetivos establecidos para 2025. Es decir, obtenga un ebitda de 180 millones gracias al cambio de modelo de negocio hacia la suscripción anual. “Su modelo de suscripción prime ofrece un flujo de ingresos recurrente que hace que la empresa sea menos dependiente del ciclo económico y le permite proteger los flujos de efectivo”, subraya. Pallarés destaca además que la industria de viajes ha sido una de las más resistentes a lo largo de la historia y el mejor reflejo de ello son las cifras de reservas de la compañía.

4. Amadeus

Antes que cadenas hoteleras o aerolíneas Víctor Álvarez, responsable de renta variable de Tressis, se interesa por los proveedores del sector turístico, un negocio donde existe menos competencia. Dentro de la Bolsa española, Amadeus, el ecosistema que está detrás de la compra de billetes de avión, es la cotizada que mejor encarna esta característica. Además de su posición de liderazgo, Álvarez señala que al tratarse de una empresa de software su estructura de costes es mucho más liviana.El experto considera que cotizadas como Amadeus o las plataformas de reservas de alojamiento como Booking capturan mucho mejor el crecimiento de la demanda. Esto unido a los reducidos costes propios de las empresas tecnológicas les permite contar con unos márgenes más altos y disponer de caja neta. Goldman Sachs también incluye a Amadeus en su lista de valores preferidos. Es decir, aconseja comprar con convicción y le otorga un potencial del 20,7%, hasta los 70 euros por título. El departamento de análisis de la entidad estadounidense espera que la compañía retome la retribución al accionista en 2023, ofreciendo una rentabilidad por dividendo del 2,6%.

5. Airbus

La recuperación de los viajes de ocio y la renovación de las flotas de avión son vistas como un catalizador que servirá de impulso a la cartera de pedidos de Airbus. Víctor Álvarez señala que para 2040 la gran mayoría de los aviones comerciales en funcionamiento serán de última generación, frente al 13% actual. Es decir, considera que esa renovación de la flota será un motor para el sector en general y para Airbus en particular. Las estimaciones apuntan a que este año la compañía francesa cuenta con margen para recuperar los ingresos prepandemia y para mejorar los márgenes. Asimismo, los expertos de Sabadell destacan la posición de liderazgo en los modelos de aviones estrechos y la sólida generación de caja.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Sobre la firma

Gema Escribano
Periodista económica, con 13 años de experiencia como redactora. Formó parte de la web de Cinco Días desde 2010 hasta 2017 cuando pasó a integrar la sección de Mercados. Especializada en información bursátil y mercado de deuda. Estudió periodismo en Universidad Carlos III.

Más información

Archivado En

_
_