Boeing aumentó sus pérdidas un 17% en 2022, hasta los 4.646 millones

Entregó 480 aviones comerciales, un 41% más que en 2021

Un avión del fabricante estadounidense Boeing.
Un avión del fabricante estadounidense Boeing. Reuters

El fabricante de aviones Boeing ha registrado unas pérdidas netas de 5.053 millones de dólares (unos 4.646 millones de euros al cambio actual) en 2022, frente a los números rojos de 4.290 millones de dólares (3.944 millones de euros) del año anterior, por lo que las pérdidas aumentaron un 17,7%.

Tal y como explica en un comunicado, el fabricante de aeronaves redujo su beneficio neto hasta los 663 millones de dólares (609 millones de euros) en el cuarto trimestre, cuando en el periodo entre octubre y diciembre del año anterior había registrado pérdidas por 4.164 millones de dólares (3.827 millones de euros).

El presidente y consejero delegado de la firma, David Calhoun, ha destacado que "2022 ha demostrado ser un año importante" para la recuperación de la empresa, aunque ha afirmado que "siguen existiendo desafíos" en el sector.

"La demanda en toda nuestra cartera es fuerte y seguimos centrados en impulsar la estabilidad en nuestras operaciones y dentro de la cadena de suministro para cumplir nuestros compromisos en 2023 y más allá", ha añadido Calhoun.

En cuanto a la cifra de negocios, los ingresos de Boeing aumentaron un 7% con respecto a 2021, alcanzando los 66.608 millones de dólares (61.247 millones de euros), por encima de los 62.286 millones de dólares (57.267 millones de euros) del año anterior.

Además, el flujo de caja operativo del año registró un resultado positivo de 2.290 millones de dólares (2.105 millones de euros), frente a los 4.396 millones de dólares negativos (4.041 millones de euros) de 2021.

Por otro lado, la deuda total consolidada fue de 57.000 millones de dólares (52.407 millones de euros) entre octubre y diciembre, por debajo de los 57.200 millones de dólares (52.591 millones euros) del trimestre anterior.

Defensa, espacio y seguridad, el que más ingresa

Defensa, espacio y seguridad alcanzó unos ingresos de 23.162 millones de dólares (21.296 millones de euros) durante el año pasado, un 13% menos que 2021, cifra que refleja el continuo impacto operativo de la inestabilidad laboral y la interrupción de la cadena de suministro.

En cuanto al segmento de aviones comerciales, la facturación del fabricante aeronáutico creció un 33%, hasta los 25.867 millones de dólares (23.792 millones de euros), por la entrega de 480 aviones comerciales en todo el año, un 41% más que en 2021.

La compañía reanudó las entregas de los 787 a finales de agosto, tras unas exhaustivas revisiones para garantizar que cada avión cumpla los más altos estándares de la compañía. El programa está produciendo a un ritmo bajo, con planes para aumentar la producción a cinco al mes a finales de 2023 y a 10 al mes en el periodo de 2025 y 2026. Por otra parte, la cifra de negocio en todo 2022 del sector de servicios globales subió a 17.611 millones de dólares (16.201 millones de euros), un 8% más que el año anterior.

Normas
Entra en El País para participar