Sánchez esgrime el alto sueldo de los banqueros españoles para exigirles un mayor esfuerzo

El mandatario asegura que es "de sentido común" que las entidades financieras paguen más impuestos

El presidente ve "de sentido común" pedirles un mayor esfuerzo a la banca española a través del nuevo impuesto temporal a entidades financieras, dado los últimos datos publicados por la Autoridad Bancaria Europea, "que sitúan España como el lugar donde se concentra el grueso de los directivos con mayores sueldos de la UE".

"Los datos de la Autoridad Europea Bancaria (EBA) sitúan a la banca española como el lugar donde se concentra el grueso de los directivos con mayores sueldos de toda Europa, creo que es de puro sentido común pedirles un mayor esfuerzo con la creación del impuesto de las grandes entidades financieras", ha señalado el presidente este martes durante su primera comparecencia de este año ante el Congreso de los Diputados.

Las palabras del presidente hacen referencia a un informe publicado este mes por la EBA, según el cual, el número de banqueros en España con sueldo millonario se incrementó en España durante la pandemia, pasado de 128 en 2020 a 221 un año después. Como resultado de este repunte, ahora es el cuarto país con más directivos de banca con sueldos por encima del millón. La retribución media de los directivos en el país fue de 2,16 millones, frente a los 1,8 millones del promedio europeo.

Sánchez ha reconocido que algunas "resistencias" a las medidas impulsadas desde el Ejecutivo "eran previsibles", como las de las grandes corporaciones energéticas, a las que les dijo que la guerra en Ucrania "no podía ser una coartada para obtener beneficios extraordinarios en sectores que se han beneficiado de esta crisis". "En toda crisis hay sectores que se benefician del sufrimiento de la mayoría", ha denunciado el presidente.

Durante su comparecencia ha asegurado que se van poner todos los recursos del Estado al servicio de la mayoría y no del lado de "una minoría poderosa". "Esta vez subirán las pensiones con el IPC y se elevará el salario mínimo", ha destacado Sánchez en contraposición "a su congelación en el pasado, mientras los dirigentes gubernamentales cobraban sobresueldos en A y en B".

El presidente ha recordado que ya se han movilizado 45.000 millones de euros con las medidas para hacer frente a la crisis energética y la elevada inflación causada por la guerra en Ucrania, y ha puesto en valor la respuesta social que se ha dado tanto a nivel nacional como europeo.

Ha destacado el trabajo de España en el ámbito europeo para conseguir aprobar iniciativas como la "excepción ibérica", vigente desde el pasado 15 de junio, que ha permitido un ahorro medio por hogar de 150 euros en la factura de la luz. "No se trata de tener conocimiento de idiomas, sino de dar la batalla y ganarla", ha dicho el presidente, que ha presumido de que España hoy es un país que propone soluciones ante problemas europeos y globales.

Ha reconocido que todavía quedan por delante riesgos y desafíos, pese a lo cual España ha cerrado el año con un crecimiento económico superior al 5%, la menor inflación de la Unión Europea y la creación de casi medio millón de puestos de trabajo, en tanto que a lo largo de 2023 se prevé recuperar el nivel de PIB previo a la pandemia y llegar a lo 85 millones de turistas.

También ha subrayado la buena marcha en la ejecución de los fondos europeos para la recuperación, de los que España ya ha recibido 31.000 millones, a los que próximamente sumará los 6.000 millones del tercer desembolso.

Normas
Entra en El País para participar