Financiación

El Tesoro vende letras a nueve meses al 2,84%, máximo histórico

Coloca 2.052 millones en letras a nueve y tres meses

Sede del Banco de España
Sede del Banco de España

Una semana después de que el Tesoro inaugurara el año con una emisión de letras a 12 y seis meses, España probó hoy suerte con la deuda a nueve y tres meses. La subida acelerada de tipos llevada a cabo por el BCE, en sintonía con los grandes bancos centrales, se está dejando sentir con fuerza. Las rentabilidades de la deuda dicen adiós a los mínimos históricos, una tendencia que se repite tanto en el mercado primario como en el secundario y la colocación fue un buen reflejo. España captó 2.052 millones en letras a tipos más altos.

El grueso de este importe, unos 1.532 millones, correspondió a la referencia a nueve meses. El tipo de interés exigido fue del 2,839%, superior al 2,36% previo. Este rendimiento no solo es superior al de las emisiones anteriores, sino que se trata del tipo más alto para las letras a nueve meses de su historia. Una referencia que empezó a emitirse a principios de 2013, meses después de haber pasado los momentos más críticos de la crisis de deuda de la zona euro.

En deuda a tres meses, el Tesoro captó 520 millones al 2,198%, frente al 1,617% anterior. Es decir, como ocurrió el pasado 10 de enero, se trata del interés más elevado desde 2012.

El fin de los rendimientos negativos lleva a los inversores con menor tolerancia al riesgo a dirigir la mirada hacia estos activos. Con los tipos de interés en la zona euro en el 2,5%, las letras empiezan a ofrecer retornos más rentables que el ahorro bancario a plazos más cortos. Esto se está dejando sentir en la demanda. Las órdenes de compra superaron los 7.823,2 millones. Esto implica una ratio de cobertura de 3,8 veces la oferta. Durante la presentación de la estrategia de financiación para 2023, el secretario del Tesoro, Carlos Cuerpo, señaló que es de esperar que con estos rendimientos la demanda de los inversores siga siendo elevada. A cierre de diciembre, los inversores particulares eran propietarios del 0,11% de la deuda en circulación, un porcentaje que se prevé continúe al alza mientras los rendimientos de la deuda repuntan y la oferta bancaria siga sin recoger al 100% el cambio de la política monetaria.

Para todos aquellos que estén interesados en comprar letras disponen de tres opciones. La primera de ellas es recurrir a cualquier oficina del Banco de España. La segunda alternativa pasa por la web del Tesoro en la opción de servicio de compraventa de valores y la tercera es recurrir a las entidades financieras (bancos o cajas) así como sociedades o agencias de valores. A la hora de elegir una alternativa u otra, el importe y las comisiones que lleve implícito el servicio serán clave.

CaixaBank vende 500 millones de libras en deuda subordinada a 10 años

La actividad en el mercado de capitales sigue teniendo como claro protagonista al sector financiero. Una semana después de que CaixaBank realizara su primera emisión de deuda en dólares, la entidad colocó deuda en libras, la segunda emisión de bonos en lo que va de 2023. CaixaBank vendió 500 millones en libras (unos 568,22 millones de euros) en deuda subordinada Tier 2 con vencimiento a 10 años y nueve meses, pero que incluye la opción de amortización anticipada al quinto. Antes de que los bancos centrales den un nuevo giro a la política monetaria, los emisores aprovechan las buenas condiciones para acelerar sus necesidades de financiación. CaixaBank no queda al margen de esta tendencia y en apenas 15 días de lo que va de año ha colocado ya cerca de un tercio de todo lo previsto para el conjunto del ejercicio. El objetivo es captar recursos a los precios más atractivos posibles.

El apetito mostrado por los inversores permitió rebajar el precio. La operación partía con un diferencial de 390 puntos básicos sobre la deuda británica y se cerró con un spread de 370. Es decir, la buena acogida que recibió entre los inversores permitió recortar el coste en 20 puntos básicos. La demanda superó los 1.300 millones de libras y contó con la participación de más de 90 inversores institucionales. Según señala el banco en una nota, con esta emisión CaixaBank consigue optimizar y reforzar su ratio de capital en 26 puntos básicos hasta el 17,13%.

Barclays, CaixaBank, Credit Suisse y NatWest Markets fueron las entidades colocadoras.

Con la de hoy son ya tres las emisiones en libras que realiza CaixaBank desde su puesta de largo en el mercado británico en 2021. En mayo de hace dos años la entidad captó 500 millones de libras con un bono verde sénior no preferente. Diez meses repitió la experiencia y colocó 500 millones en deuda del mismo tipo, pero sin la etiqueta verde. “CaixaBank sigue avanzando en la diversificación de su base inversora, lo que permite llegar a mayor número de inversores y conseguir unos costes menores de financiación”, apuntan.

Normas
Entra en El País para participar