Cuatro valores españoles para sacar partido en Bolsa a la crisis energética

Hay valores fotovoltaicos que despuntan en BMW Growth

La fotovoltaica EiDF se dispara en Bolsa desde su estreno

Energías renovables pulsa en la foto

La crisis energética global desencadenada por la guerra en Ucrania está acelerando la transición hacia un sistema energético más sostenible y favoreciendo a las empresas cotizadas que apuestan por las energías limpias. El último informe de la Agencia Internacional de la Energía (IEA) señala que junto a las medidas a corto plazo para tratar de proteger a los consumidores de los impactos de la crisis, muchos gobiernos están aumentando el uso de las renovables, lo que ejerce de catalizador para las empresas cotizadas de un sector en Bolsa que vivió su mayor apogeo a mediados del año pasado. Así lo revelan los datos del índice S&P Global Clean Energy, que recoge a las empresas líderes en energías limpias.

Lejos de los máximos registrados por el sector a mediados del año pasado, los inversores siguen atentos a las empresas especializadas en energías limpias y a sus expectativas de negocio, a pesar de un entorno de alza de tipos. Los valores españoles que mejor registro están obteniendo en 2023 están liderados por pequeñas compañías fotovoltaicas que cotizan en el mercado BME Growth.

Una de ellas es EiDF. Desde que salió a Bolsa en 2021, sus acciones se disparan un 550% y su capitalización se sitúa en 1.579 millones de euros. Un valor bursátil que, de mantenerse, le podría impulsar directamente a la Bolsa sénior. Es un salto en el que ya está trabajando y para el que ha fichado a Lazard como asesor estratégico. Si bien, en lo que va de año, sus títulos se dejan un 2,5%.

Otra empresa de energía fotovoltaica que brilla con luz propia desde que salió a Bolsa en julio de 2022 es Umbrella Solar Investment. Con sede en Valencia, las acciones del grupo se revalorizan un 8,2% desde entonces. Con todo, el valor está lejos de los 7,3 euros por acción a los que llegó a cotizar el pasado mes de septiembre.

Su caso es similar al de Energy Solar Tech, otra compañía española que se dedica a facilitar la transición verde de empresas industriales a través de un modelo de outsourcing energético. La compañía debutó en el BME Growth a finales de 2022 con un valor de 4,05 euros por acción; hoy el precio es de 6,87 euros por título.

Entre los debuts bursátiles realizados el año pasado en BME Growth también se encuentra otro ejemplo de firma ligada a la fotovoltaica: Enerside Energy. La empresa catalana acumula en lo que va de año una revalorización del 33,8%, lo que ha llevado a su capitalización a subir sobre los 200 millones de euros. Además de España, la compañía tiene presencia internacional en países de alto crecimiento de la industria fotovoltaica, como son Chile, Italia, Uruguay o Brasil.

Dentro del mercado continuo destaca OPDE. La empresa, que protagonizó el año pasado el único debut de la Bolsa sénior a pesar de las turbulencias que azotaron los mercados en 2022. El valor fijó su precio de debut en 4,75 euros por título y tras llegar a situarse por encima de los 5,25 euros, cotiza ahora por debajo. Ayer cerró a 4,25 euros.

Los grandes del sector

Entre los grandes líderes en producción de energías limpias está Brookfield Renewable Partners. Es uno de los mayores productores del mundo, con una capacidad de generación de más de 20.000 megavatios a partir de una combinación de energía hidroeléctrica, eólica y solar. Desde su fundación en 2011, la empresa ha generado una rentabilidad total anualizada del 18%.

Otra de las empresas mejor posicionada es First Solar. Su capitalización supera los 15.000 millones de dólares. SolarEdge Technologies es posiblemente la empresa de la industria solar más valorada. Sus acciones han subido un 15,76% en lo que va del año. Bloomberg estima que los ingresos de la compañía podrían prácticamente duplicarse en 2023 frente a 2021.

Normas
Entra en El País para participar