YouTube quiere vídeos menos ofensivos, y utilizará la monetización para conseguirlo
Unsplash

YouTube quiere vídeos menos ofensivos, y utilizará la monetización para conseguirlo

Los endurecen las condiciones para poder ganar dinero con las creaciones

Hay que reconocer que, al ver algún vídeo de YouTube, te encuentras creaciones que no son precisamente aptas para todos los públicos. Y sea por el contenido que muestran o por el lenguaje utilizado, hay que tener bastante cuidado con lo que hay disponible en la plataforma. Pues bien, la compañía ha anunciado cambios para evitar problemas de este tipo.

Y la forma que ha pensado para lograrlo es bastante sencilla -y suele funcionar bastante bien-: cambiar las normas de uso para los creadores… pero no para grabar vídeos, sino para poder monetizarlos (ganar dinero con ellos, vaya). Y, posiblemente, esto será efectivo. El motivo es bien sencillo: si algunos que no tienen cuidado con nada descubren que no ganan dinero con el tiempo invertido, es muy posible que modifiquen su forma de actuar.

Y, ojo, que irse a otros servicios no es la mejor de las ideas, ya que opciones como Twitch son mucho más restrictivas que YouTube en lo que a los contenidos se refiere (tanto por la forma de expresarse como por la violencia que exhiben).

Icono de la aplicación de YouTube
Unsplash

Los cambios que se aplican en YouTube

Según ha publicado la propia compañía, las nuevas normas establecidas que se deben tener en cuenta si se desea monetizar los contenidos, son las que enumeramos a continuación:

  • Violencia gráfica: no debe existir ningún tipo en los primeros 15 segundos. Luego, si esta es contenida, sí se puede tener ingresos por el vídeo.
  • No pueden aparecer insultos en los primeros 15 segundos del vídeo. Posteriormente, si estos se producen de forma frecuente, tampoco se podrá monetizar nada. Y, ojo, que las palabrotas se valoran de la misma forma, por lo que no hay ni mejores ni peores.
  • Las miniaturas de los vídeos no pueden mostrar violencia gráfica alguna.

Como se puede ver, los quince segundos en los contenidos son bastante recurrentes, y esto tiene lógica debido a que es el tiempo de previsualización que se suele dar en los clientes de YouTube. Un ejemplo son los existentes en las Smart TV.

Y todo con efecto dominó

Teniendo claro que uno de los segmentos de creadores que se ven muy afectados por estos cambios son los gaming, hay que indicar que todo lo que se ha modificado es con efecto retroactivo. Por lo tanto, algunos se van a encontrar con un grave problema: vídeos antiguos que les proporcionaban ingresos ahora no lo harán a no ser que los modifiquen. Y, esto, para los que llevan mucho tiempo en YouTube y no cuidaban las formas, puede ser algo que les afecte -y mucho- al bolsillo-.

Normas
Entra en El País para participar