Una sentencia en EE UU revoca la mayoría de demandas contra hoteleras españolas en Cuba

Señala que los estadounidenses que herederaron después de 1996 no pueden reclamar. Solo han sido estimadas 36 de las 14.000 denuncias presentadas.

Un vehículo estacionado en la entrada del hotel Meliá Internacional en Varadero (Cuba).
Un vehículo estacionado en la entrada del hotel Meliá Internacional en Varadero (Cuba).

 La justicia de EE UU puede ayudar a tumbar definitivamente gran parte de las demandas de los 14.000 ciudadanos estadounidenses que han reclamado indemnizaciones por las expropiaciones de bienes en Cuba durante el Gobierno de Fidel Castro.

La sentencia, dictada por el juez Adalberto Jordán, del Tribunal de Apelación de Estados Unidos para el Decimoprimer Circuito a partir del recurso de apelación presentado ante el Tribunal para el Distrito Sur de Florida, establece que el demandante (el ciudadano estadounidense Javier García-Bengoechea) no tiene derecho a reclamar puesto que el Gobierno cubano confiscó los territorios que eran propiedad de su familia antes del 12 de marzo de 1996, fecha de entrada en vigor de la ley Helms-Burton, mientras que García-Bengoechea adquirió la propiedad por herencia con posterioridad a esa fecha.

La demanda se redactó contra dos cruceristas (Royal Caribbean y Carnival), a las que se acusó de “traficar” con varios bienes inmuebles (La Marítima y Terminal Naviera) en el puerto de Santiago de Cuba.

Adquisición o cesión

Ignacio Aparicio, socio de corporate y M&A y director de Cuban Desk de Andersen, considera que esta sentencia puede abrir la puerta a que las demandas presentadas contra las grandes hoteleras españolas, como Meliá, Iberostar, Barceló o NH, al amparo de esa norma, decaigan ya que muchas fueron presentadas por herederos con posterioridad a 1996. “La norma establecía que la adquisición de los terrenos debía haberse producido antes de la entrada en vigor de la ley Helms-Burton para evitar la especulación. Con la posibilidad abierta en 2018 para que los ciudadanos estadounidenses demandaran la recuperación de bienes nacionalizados durante el castrismo podría haber gente que cediera los derechos sobre una propiedad para lograr un beneficio”, asegura.

De hecho, la sentencia del juez Adalberto Jordán considera que el texto “fue redactado de forma indebida” e insta al Congreso de EE UU a corregirlo.

Desestimaciones

Desde las hoteleras españolas se muestran optimistas con la sentencia, aunque ya acumulan decenas de de­sestimaciones tanto de los juzgados estadounidenses como españoles. Las más afectadas son Meliá e Iberostar por su importante presencia en el archipiélago. Meliá va a completar cuatro aperturas este año, hasta los 36 hoteles y las 14.844 habitaciones, un 15% del total en el archipiélago, mientras que Iberostar prevé tres nuevos hoteles, hasta llegar a los 20 activos al cierre de este ejercicio.

Desde que Donald Trump activó el capítulo III de la ley Helms-Burton se han presentado 14.000 demandas (8.000 certificadas por el Departamento de Justicia de EE UU y otras 6.000 sin certificar), de las que tan solo se admitieron 36, de las que 32 estaban en apelación.

Precisamente, el pasado 30 de diciembre se conoció la primera sentencia condenatoria contra cuatro cruceristas (Royal Caribbean, Carnival, Norwegian Cruise Line y MSC) por el uso de la terminal de cruceros del puerto de La Habana, que fueron condenadas al pago de 100 millones de dólares cada una. Royal Caribbean y Carnival ya han anunciado que recurrirán.

Trump optó por congelar la apertura con Cuba

Vuelos. En junio de 2017, siete meses después de su elección como presidente de EE UU, Trump limitó los vuelos (los comerciales estaban excluidos) al archipiélago y prohibió los intercambios comerciales con el Ejército, que representa el 60% de la economía cubana

Tráfico. Pero el cambio más importante fue el de facultar a cualquier ciudadano estadounidense a denunciar, al amparo del título III de la ley Helms-Burton, a las empresas beneficiadas con las expropiaciones de propiedades desde la llegada del régimen de Fidel Castro. Se acumularon 14.000 denuncias, de las que tan solo han salido adelante 36 en primera instancia.

Normas
Entra en El País para participar