_
_
_
_

La recuperación en Bolsa de Fluidra tendrá que esperar

El fabricante de piscinas afronta un 2023 con incertidumbre y bajo el peso de la inflación y el alza de los tipos de interés. El mercado mantiene su voto de confianza y otorga un potencial a la acción del 25%, pero vislumbra aún meses complicados para el negocio

Fluidra

Año nuevo, pocos cambios para Fluidra. El fabricante de piscinas y equipamiento wellness ha tenido una primera semana del año irregular después de concluir 2022 como el peor del Ibex con un recorte del 56%. En cuanto a percepción de los analistas, las recomendaciones siguen siendo favorables (un 55,6% son de compra y un 33,3% de mantener, y solo un 11,1% de venta) y el potencial de revalorización acorde al precio objetivo (19,27 euros) alcanza el 25%, según el consenso de Bloomberg.

El principal problema que tiene el valor es la incertidumbre. El Covid y las restricciones fueron un revulsivo para el negocio, pero con la pandemia ya controlada y la amenaza de la recesión, la situación se ha revertido. “Ha estado penalizada por una mayor debilidad de la demanda, sobre todo en Europa, durante los últimos trimestres, así como por una corrección de inventarios mayor a la esperada, que ha presionado fuertemente sus volúmenes. La gran acumulación de stock se ha producido por los problemas en la cadena de suministro que llevamos viendo durante toda la pandemia, así como por la alta inflación, para evitar las subidas de precios. Hasta que los inventarios no vayan normalizándose, los volúmenes de Fluidra van a seguir afectados”, explica Juan Pérez Solana, de Intermoney.

En concreto, el experto espera que esta tendencia dure por lo menos durante el primer trimestre de 2023. “A corto plazo no vemos ningún motivo para ser optimistas, incluso pensamos que podría volver a anunciar nuevos profit warnings, y tenemos serias dudas de que una vez normalizada la situación en los inventarios la demanda continúe igual de fuerte”, comenta el analista de Intermoney. En los nueve primeros meses de 2022, los ingresos de Fluidra crecieron un 15%, hasta los 1.967 millones, pero el beneficio neto retrocedió el 19%.

Mientras, Bankinter se mantiene neutral con el valor, y ha bajado el precio objetivo desde 19,3 a 14,2 euros. “El entorno sigue siendo desafiante y la visibilidad de cara a los resultados de 2023 es baja”, señala. El banco estima un retroceso en las ventas para el conjunto del año del 10%, y del 13% en el ebitda. Estos expertos apuntan los principales lastres para la empresa: “Es improbable que pueda repercutir íntegramente en precios finales la subida de costes derivada de la inflación; el endurecimiento de las condiciones de financiación impactará en la demanda de nueva construcción, y las probabilidades de recesión aumentan, lo que afecta a la demanda de productos discrecionales”. Los analistas creen que afronta trimestres complicados: “No descartamos que el guidance de la empresa, que se publicará en el primer trimestre del año, no cumpla con las expectativas del consenso del mercado. “El binomio rentabilidad/riesgo no compensa hasta ver una estabilización o cambio de tendencia en los márgenes”, añaden.

Fluidra

Antonio Aspas, socio y consejero de Buy & Hold, muestra algo más de confianza y espera que la recuperación se produzca en el medio plazo “gracias a la sustancial mejora que ha ido consiguiendo en su posición competitiva en los últimos años”, y considera que “sería muy recomendable para una cartera con un horizonte temporal más amplio debido a su potencial de subida, sustentado en sus fundamentales”.

Fluidra mantiene una alta política de movimientos corporativos que culminó la última semana de 2022 con la compra de Meranus, uno de los principales distribuidores del sector en Alemania, por un importe de 30 millones de euros. Sobre esta operación, Divacons Alphavalue comenta que “permitirá a la empresa mejorar su posición de liderazgo en el mercado germano y ofrecer una cartera de productos más completa a una base de clientes más amplia”.

Asimismo, en los últimos días de 2022 Fluidra redujo capital por un importe de 3,5 millones de euros, tal y como se aprobó en su junta general ordinaria de accionistas. 

El boom del efecto Covid se diluye

Cotización

El Covid y las restricciones impulsaron la cotización de Fluidra, que subió un 338% desde el inicio del confinamiento en España, el 14 de marzo de 2020, hasta septiembre de 2021, cuando alcanzó el máximo de la pandemia. La fuerte corrección del pasado ejercicio la ha devuelto a niveles de 2019, pero conserva un alza del 127% sobre el precio de la OPV de 2007 (6,5 euros).

Hedge funds

Según consta en la CNMV, Kintbury Capital ha elevado su posición bajista al 0,7% del capital, mientras que la de AKO Capital, WorldQuant, Arrowstreet Capital y Fosse Capital Partners alcanzan el 1%, 0,55%, 0,7% y 0,98%, respectivamente.

Valoración

Juan Pérez, de Intermoney Valores, reconoce que ”la cotización de Fluidra es muy atractiva”. “Cotiza a 10 veces los beneficios estimados para 2023, cuando su media histórica y la del sector se sitúan por encima de las 20 veces”. El experto añade que “tras la revisión de estimaciones, sus múltiplos históricos implicarían una valoración sobre los 23 euros, pero ante la incertidumbre y la falta de visibilidad en los próximos trimestres, sería demasiado optimista”.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_