El pequeño comercio necesita incentivos ante el cierre de miles de establecimientos

UPTA pide medidas que incentiven el consumo

incentivos pequeño negocio

“Inasumible”. Así califican desde la Unión Profesional de Trabajadores Autónomos (UPTA) la situación que está viviendo el pequeño comercio sin medidas directas que incentiven el consumo. El colectivo advierte de la inexistencia de medidas directas sobre el sector del comercio que evitara el cierre de miles de establecimientos.

Tal y como aseguran, “l falta de actuaciones de rescate y de incentivación del consumo están detrás de la trágica desaparición de pequeñas actividades. Casi 19.000 activos menos en un año”.

UPTA recuerda que la crisis “se ha cebado en este sector”, que está vinculado al consumo de la población. La situación también ha hecho mella en las comunidades autónomas con un mayor grado de dispersión poblacional, indican.

En este sentido, desde la organización han pedido al Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, que adopte medidas que palien la situación que atraviesan los autónomos, especialmente, aquellos que se dedican al sector del comercio. Sin embargo, aún no han tenido éxito en sus reivindicaciones.

Incentivos al consumo

Asimismo, también han solicitado al Ministerio de Hacienda la puesta en marcha de incentivos al consumo. Entre ellos han planteado la puesta en marcha de bonificaciones fiscales y de otros mecanismos que incrementen la facturación en este tipo de comercios, “con ello se podría haber salvado gran parte de los negocios que hoy ya se han perdido”, inciden.

En cuanto al dato referente a las comunidades autónomas, UPTA detalla que en el mes de diciembre se produjo un descenso de la afiliación “prácticamente en todas las comunidades” con la excepción de Madrid, donde se suman 674 activos. Por su parte, en Canarias crece la afiliación en 402 personas y en Cataluña y Valencia asciende en 249 y 206 respectivamente.

Así, el presidente de UPTA, Eduardo Abad, indica que se deben adoptar medidas que “frenen la incesante pérdida de pequeños establecimientos, el comercio se muere lentamente, solo a través de la digitalización y la formación, los autónomos podrán adaptarse a los nuevos hábitos de consumo y ser más competitivos, miles de familias dependen de ello, tenemos que ayudarles o en 2023 cerrarán otros 20.000”.

Normas
Entra en El País para participar