_
_
_
_
Financiación

BBVA y Santander dan el pistoletazo de salida al mercado de capitales en un jornada de intensa actividad

Junto a las entidades españolas otras 14 firmas financieras salen al mercado

El mercado de capitales calienta motores. Enero suele ser un mes muy activo en emisiones, en que la liquidez de los inversores se pone en marcha y Gobiernos y empresas inician sus programas de financiación. Las encargadas de dar el pistoletazo de salida en el mercado español son BBVA y Santander. La entidad presidida por Carlos Torres prueba suerte este martes con una emisión sénior no preferentes con vencimiento en enero de 2031. Como viene siendo una constante en las últimas operaciones, incluyen la opción de amortización anticipada al séptimo año.

La entidad ha logrado captar 1.000 millones. A pesar de la incertidumbre que existe entorno a la política monetaria y el devenir de la economía, los mayores retornos que empieza a ofrecer la deuda despierta el apetito de los inversores. Una buena muestra fue la demanda. Las órdenes de compra superaron los 2.200 millones y esto permitió rebajar el precio. La operación partía con un diferencial de 195 puntos sobre midswap (tipo de interés libre de riesgo) y al cierre se sitúa en los 170 puntos. Barclays, BBVA, BNP Paribas, Crédit Agricole y JP Morgan son las entidades contratadas para llevar a buen puerto la operación. Los bonos, que se emitirán de acuerdo a la ley española, cotizarán en el mercado dublinés.

En 2022, un año marcado por el fin de los tipos cero y el incremento del coste de financiación, BBVA ejecutó seis operaciones de financiación con las que levantó unos 7.339 millones de euros. Los formatos sénior no preferente y sénior preferente fueron los preferidos y la entidad siguió profundizando en su estrategia de diversificación. Es decir, además de operaciones en euro, llevó a cabo emisiones denominadas en dólares y francos suizo. Como el resto de entidades europeas,  ante la ausencia de problemas de liquidez, BBVA optó por profundizar en el cumplimento de los requisitos regulatorios que exigen construir un colchón de deuda con capacidad de absorber pérdidas, una categoría en la que entra la sénior no preferente. Asimismo, el año pasado el banco realizó varias emisiones privadas de deuda sénior preferente, por un importe total de 1.065 millones de euros.

Por su parte, Santander vendió 3.500 millones de cédulas hipotecarias a tres y siete alis. El grueso del importe correspodieron a los títulos a tres años para los que adjudió 2.500 millones a un precio de midswap mas 22 puntos básicos, tres puntos menos con los que partía la emisión. Los 1.000 millones restantes correponden a las cédulas con vencimiento en 2030. Para esta referencia el diferencial ha sido de 47 puntos básicos, frente a los 48 con los que partía la colocación. La demanda conjuntan superó los 5.800 millones. Santander, Barclays, Commerzbank, Crédit Agricole, Deutsche Bank y Natixis fueron las entidades colocadoras.

Aunque BBVA acapare la atención en el mercado español, este martes otras 15 entidades financieras han lanzado emisiones. Asegurarse unos precios más atractivos y ejecutar operaciones antes de que la situación empeore explican esta avalancha. Del mercado europeo las casas francesas han salido todas: Société Générale, Credit Agricole y Natixis. También la aseguradora Axa, la alemana Berlin Hipotecario, los holandeses Rabobank y ABN Amro y el danés Danske Bank, entre otros.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_