_
_
_
_

El Gobierno dice que el crecimiento del PIB superó el 5% en 2022

El último dato del INE, correspondiente al tercer trimestre, lo cifraba entonces en el 4,4% interanual

La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, en una imagen de archivo.
La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, en una imagen de archivo.Efe
Fernando Belinchón

La ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, aseguró este martes que el PIB "probablemente se expandió por encima del 5% anual al cierre de 2022". Así lo señaló en atención a la prensa en la Plaza de España de Sevilla, donde alabó los datos de empleo y afiliación a la Seguridad Social conocidos esta misma mañana y presumió de que los indicadores económicos "revelan que la política económica del Ejecutivo funciona".

En concreto, celebró que, si se confirma que el crecimiento del PIB fue superior al 5%, España habrá cerrado 2022 con uno "de los datos mejores" de toda la Unión Europea, y subrayó que el nivel de inflación actual (5,8%) es el menor del conjunto de la Eurozona.

En su última serie de datos de contabilidad nacional, el Instituto Nacional de Estadística (INE) cifró el avance el PIB español en el 4,4% en términos interanuales al término del tercer trimestre.

"Las medidas económicas que ha ido poniendo en marcha el Gobierno de España están dando efecto y están demostrando que practicamos una política útil. No en vano, tenemos en este momento un dato de crecimiento económico que, cuando termine la contabilidad de este mes de diciembre, podremos estar por encima del 5% del crecimiento de nuestro PIB, algo que como ustedes verán uno de los datos mejores que tenemos en el entorno europeo", declaró Montero.

En este contexto, la ministra pidió al Congreso de los Diputados y a la oposición su apoyo al real decreto ley que el Consejo de Ministros aprobó el pasado 27 de diciembre y que recoge, entre otras medidas, la rebaja del IVA de algunos de los productos básicos de la cesta de la compra. 

Por último, aprovechó para agradecer a los comerciantes de grandes superficies y sobre todo al comercio su "esfuerzo a la hora de bajar el precio de los productos afectados por la rebaja del IVA, una tarea como país de la que todos nos tenemos que sentir orgullosos". 

Por encima de niveles prepandemia en términos nominales

De confirmarse la afirmación del Gobierno, implicaría que España terminaría 2022 con un PIB ligeramente superior al que tenía al cierre de 2019. 

Tomando los datos de Eurostat, España cerró 2019 con un PIB a precios corrientes de 1.245.513 millones de euros. En 2021, el PIB nacional acabó el año en los 1.206.842 millones de euros a precios corrientes, siendo nuestro país uno de los pocos que no fue capaz de recuperar a lo largo de 2021 los niveles de actividad económica previos a la pandemia. Esto mismo solo le ocurrió a Italia y Grecia, el resto de Europa, ya en 2021, terminaron con un PIB superior al de 2019.

Con un alza del 5% en el PIB, España acabaría 2022 con un producto interior bruto de 1.267.184 millones de euros, alrededor de 21.000 millones de euros más que en 2019. 

El impacto de los precios

Al medir la productividad de un país en base al valor de los bienes producidos, en un contexto de inflación elevada y persistente como el que se ha vivido, los precios influyen en la subida del PIB y distorsionan cuánto de ese repunte es debido a un aumento real de la productividad. Self Bank pone un ejemplo ilustrativo de este fenómeno con coches

Según la ecuación del deflactor del PIB, usando el deflactor disponible en Eurostat en el último trimestre de 2021, entonces de los 1.206.842 millones de euros de PIB nominal en los que se cerró ese año, se pasaría a los 1.087.245 millones de euros de PIB real en España, a muy poca distancia de los 1.072.079 millones de euros de PIB nominal de 2010. Es decir, desde 2010, año cuyos precios Eurostat toma de referencia, la economía española apenas ha aumentado su PIB en términos reales. En otras palabras, lo que ha impulsado el auge del PIB ha sido el repunte de precios, no un aumento de la producción.

Este mismo fenómeno sucede en el resto de Europa. En algunos casos, incluso en peor medida. Esto ocurre con Italia. En su caso, al deflactar el PIB en base a los precios de 2010, su PIB real se ha contraído respecto al de 2010 aunque el auge de precios diga que su economía sí que ha crecido.   

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Fernando Belinchón
Madrid. 1994. Máster en periodismo económico por la Universidad Rey Juan Carlos. Redactor de la Mesa Web de CincoDías. En el periódico desde 2016.

Más información

Archivado En

_
_