Las acciones de las aerolíneas se deprecian por el miedo al virus

Caen ante la posibilidad de nuevas restricciones a la movilidad

Aviones de Lufthansa, en el aeropuerto de Munich.
Aviones de Lufthansa, en el aeropuerto de Munich.

Las alarmas saltaron el miércoles. Dos aviones procedentes de China y que habían aterrizado en el aeropuerto de Milán tenían a más de la mitad de sus pasajeros infectados con Covid-19. Más de 100 personas en total. Eso provocó que Italia haya exigido un test rápido de coronavirus de forma obligatoria a quienes pretendan entrar en el país desde el gigante asiático. Malas noticias para el castigado sector aéreo, y también para el turístico.

Las acciones de Lufthansa, la compañía bandera alemana con numerosas líneas que unen Europa con China, perdieron ayer en Bolsa el 3,25% de su valor. Norwegian Air Shuttle cayó un 2,5%; IAG, matriz de British Airways e Iberia, llegó a caer casi el 3%. Y Air France-KLM llegó a retroceder el 3,4%.

Dentro del índice Stoxx 600, que reúne a las compañías más poderosas de Europa, el segmento de viajes y entretenimiento logró salvar la jornada con un alza del 0,3% pero tras encajar notables ventas durante la sesión y frente a las compras generalizadas en otros sectores.

También estaban en números rojos ayer Amadeus, el principal gestor de reservas de billetes de todo el mundo, o el turoperador alemán TUI. Y las cadenas de hoteles Meliá y Accor. Muchos hoteles y aerolíneas confiaban en el turismo procedente de China para apuntalar las ventas en 2023 y ayudar a arreglar unas cuentas que todavía están sanando las profundas heridas que provocó la pandemia.

El Comité de Seguridad Sanitaria de la Comisión Europea se reunió ayer para dar una respuesta común a las noticias sobre el rebrote de la pandemia en China. Por el momento, los Estados miembro de la Unión Europea han acordado mantener una “vigilancia activa” ante la explosión de contagios de coronavirus en China.

En la reunión ha habido un compromiso para seguir en contacto para examinar posibles iniciativas conjuntas, como las que ya reclama públicamente Italia. Esto significa que no se adoptarán medidas adicionales por el momento, pero se deja la puerta abierta a ello.

Fuentes de la Comisión recordaban ayer que, cuando en octubre se acordó levantar las restricciones de movilidad pendientes, se dejó abierta también la posibilidad de activar un “freno de emergencia” para volver a imponer restricciones “de manera coordinada”.

Las próximas semanas serán claves para ver si hay que activar ese freno. El rebrote del Covid llega cuando la zona euro ya afronta el impacto de las alzas de tipos.

Normas
Entra en El País para participar