_
_
_
_
_

El Gobierno explora una rebaja del IVA del 10% al 4% en varios productos alimenticios

El Ejecutivo descarta medidas generalizadas y focalizará el plan La medida se centrará en los artículos de necesidad que más contribuyen a la inflación

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero.
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero.GETTY

El Gobierno explora diferentes fórmulas para aliviar las finanzas de las empresas y hogares durante el año 2023 ante una crisis energética e inflacionista que no termina de remitir. Todavía quedan unos días hasta que se conozca el detalle del paquete y la única certeza es que las principales medidas tendrán un carácter focalizado. Una de las que están sobre la mesa –junto a una bonificación más quirúrgica a las gasolinas– es la rebaja del IVA a determinados productos de la cesta de la compra, principalmente los alimentos que contribuyen a la escalada de los precios. Uno de ellos, como sugirió esta semana la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, podría ser el pescado.

La eventual rebaja en el IVA que estudia el Ejecutivo, que se presentará junto al resto del paquete la semana que viene, se aplicaría temporalmente en algunos productos muy concretos que a día de hoy se gravan al 10% y que pasarían al 4%.

Cabe recordar que los tipos del IVA de la alimentación en España varían entre el reducido, fijado en el 10%, y el superreducido, en el 4%. En concreto, según la normativa de los tipos impositivos en el IVA en 2022, los productos utilizados “habitual e idóneamente para la nutrición humana o animal” cuentan con una tasa del 10%.

Por su parte, disfrutan a día de hoy del superreducido el pan común; harinas panificables, leche natural, certificada, pasterizada, concentrada, desnatada, esterilizada, UHT, evaporada y en polvo; los quesos, los huevos, las frutas, verduras, hortalizas, legumbres, tubérculos y cereales, que sean productos naturales.

Las bebidas alcohólicas, las refrescantes, zumos y gaseosas con azúcares o edulcorantes añadidos tienen por su parte un tipo del 21%.

Con estas rebajas, el Gobierno trataría de contener el aumento de los precios. Aunque el IPC lleva meses reduciedo su ritmo de crecimiento en España, con alzas interanuales por debajo del 10% en septiembre, octubre y noviembre, los alimentos siguen disparados. En el mes de noviembre, último con datos disponibles, los alimentos repuntaron un 15,3% anual, una tasa casi idéntica al 15,4% del mes anterior, cuando batió su máximo histórico.

El pescado fresco y el congelado, por ejemplo, repuntaron en noviembre un 10,4% y un 13,6% interanual, mientras que las carnes de vacuno, porcino y ave crecieron entre el 13% y el 16% anual. Entre otros con fuertes subidas están la mantequilla (37,5%), los aceites comestibles (55,9%) y el azúcar (50,2%).

El Ejecutivo, reiteran fuentes gubernamentales, trabaja desde hace semanas con dos objetivos: intentar limitar el ascenso de los precios y centrar buena parte del plan de choque en los hogares y empresas más afectados por la crisis. Por todo ello, insisten estas fuentes, se descartan medidas generalistas, como una bajada del IVA al conjunto de productos de la cesta de la compra.

En la misma línea funcionará la remodelación de la bonificación de 20 céntimos al combustible. El Gobierno eliminará previsiblemente su carácter universal y reformulará el diseño para enfocar la ayuda a sectores concretos como el de los transportistas, pescadores o trabajadores del sector agrícola.

Conversaciones con la patronal

La patronal del consumo, Aecoc, propuso este jueves al Ejecutivo medidas como la reducción del IVA de algunos productos básicos de alimentación, como los frescos, para ayudar al consumidor a contener el precio de su cesta de la compra, según detalló en un comunicado.

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, explicó en declaraciones recogidas por Europa Press, que “estamos en contacto con la distribución en un diálogo muy constructivo y positivo, per cada uno tiene que asumir su parte de responsabilidad. El Gobierno adoptando las medidas que toma, pero también, evidentemente, la cadena alimentaria y, particularmente, la distribución”. Aecoc pidió “no incremente aún más la presión” sobre un sector que “no es culpable” de la inflación.

Sobre la firma

Pablo Sempere
Es redactor en la sección de Economía de CINCO DÍAS y EL PAÍS y está especializado en Hacienda. Escribe habitualmente de fiscalidad, finanzas públicas y financiación autonómica. Es graduado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid.

Archivado En

_
_