_
_
_
_

Binance asegura que Mazars deja de realizar pruebas de reservas para sus criptoclientes

La compañía gala era la única de las grandes auditoras que hacía "pruebas de reservas" para las empresas de criptomonedas

CINCO DÍAS

“Mazars ha indicado que pararán temporalmente su trabajo con todos sus clientes criptográficos a nivel mundial, lo que incluyen a empresas como Crypto.com, KuCoin y Binance. Desafortunadamente, esto significa que no podremos trabajar con Mazars por el momento”, ha declarado un portavoz de la firma.

Mazars, cuya sede central se encuentra en París, ha sido de las pocas grandes auditoras del mundo que ha venido realizando para las empresas dedicadas a las criptomonedas la denominada "prueba de reservas", informes que, tal y como recuerdan los expertos, difieren significativamente de lo que es una auditoría tradicional. Por ello, estos documentos de prueba de reservas se han enfrentado al escrutinio de los analistas, ya que solo muestran la activos, no los pasivos, de esta clase de empresas.

Por su parte, Mazars aseguró este viernes que lo que ha parado es su "actividad relacionada con informes de pruebas de reservas para compañías del sector de criptodivisas debido a la confusión generada sobre la naturaleza de este trabajo y a cómo se ha entendido por el público.Los informes de pruebas de reservas se realizan de acuerdo con las normas aplicables sobre informes de procedimientos acordados. No constituyen ni un aseguramiento, ni una opinión de auditoría sobre la materia. En concreto, facilitan conclusiones limitadas en base a unos procedimientos acordados sobre una materia, en un momento determinado", aseguró en su declaración oficial.

En opinión de los expertos, apenas se utilizan como fotografías que sirven para comprobar la información facilitada por los clientes. Precisamente el hecho de que este trabajo no haya servido para calmar los ánimos de los mercados es el principal motivo que ha esgrimido la auditora, también preocupada por el intenso escrutinio mediático, según Bloomberg.

El portavoz de Binance, que ha confirmado la decisión adoptada por Mazars, ha explicado que en su compañía tratarán de "incrementar la transparencia, para lo que estamos analizando cuál es la mejor manera de proporcionar más información en los próximos meses”. La decisión es un varapalo para el sector, que estaba tratando de recomponer su credibilidad tras el escándalo de FTX, acusada de desviar a inversiones privadas el dinero de sus clientes.

El exchange de criptomonedas ha subrayado que la estructura de capital de Binance "está libre de deuda", añadiendo que durante la semana pasada "pasó una prueba de estrés" que debería dar a la comunidad una extraordinaria tranquilidad de que sus fondos están seguros.

En este sentido, Binance ha destacado que, a pesar del gran número de retiradas netas entre el 12 y el 14 de diciembre, con 6.000 millones de dólares (5.639 millones de euros), la plataforma fue capaz de cumplir con ellas con facilidad y sin romper el ritmo.

Asimismo, Binance está usando herramientas como el 'Merkle Tree Proof of Reserves (PoR)', una prueba de reservas de la entidad, como garantía adicional de que los activos de los clientes existen en la blockchain y están a salvo bajo el control del exchange. "Nos hemos puesto en contacto con varias grandes empresas, incluidas las 'Big Four', que actualmente no están dispuestas a llevar a cabo un PoR para una empresa privada de criptomonedas y todavía estamos buscando una empresa que lo haga", ha señalado.

La ventaja de que la prueba de reservas sea verificada por una empresa de auditoría independiente es que puede proporcionar una validación adicional de que los activos del exchange son iguales o superiores a las obligaciones del exchange con sus clientes, ha explicado Binance.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_