_
_
_
_
Política monetaria

La Fed levanta el pie del acelerador y sube los tipos en 50 puntos básicos

Las tasas se sitúan en la horquilla del 4,25%-4,5%, máximos de 2007

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell.
El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell.REUTERS
Gema Escribano

La política monetaria de los bancos centrales están entrando en una nueva fase en su lucha contra la escalada de la inflación. Después de varias semanas de especulaciones el Comité de Mercado Abierto de la Reserva Federal (FOMC) optó ayer por levantar el pie del acelerador y acordó un alza de los tipos de 50 puntos básicos, hasta situarlos en la horquilla de entre el 4,25% y el 4,5%, máximos de 2007.

La moderación que ha experimentado la inflación de EE UU en los últimos meses da pie para que el banco central suavice el ritmo de subidas. La decisión contó con el visto bueno de todos sus miembros. Desde que en marzo la institución tomara las riendas para combatir la inflación y pusiera fin a los tipos cero, el precio del dinero ha repuntado en más de 400 puntos básicos, la mayor subida acumulada desde 1980, cuando Paul Volcker era el responsable de la política monetaria estadounidense.

Aunque la Fed ha roto con una serie cuatro aumentos consecutivos de tres cuartos de punto, los tipos seguirán subiendo en 2023. Los miembros de la institución fijan la tasa terminal en el 5,1%, frente al 4,6% de septiembre. La Fed aplaza a 2024 la rebaja de los tipos, que cerrarían el año en el 4,1%, por encima del nivel neutral del 3%. “La inflación sigue siendo elevada como consecuencia de los desequilibrios de la oferta y la demanda ligados con la pandemia, la subida de los precios de los alimentos y la energía”, señaló el comité.

Los miembros de la Fed consideran que siguen siendo apropiadas mayores subidas de las tasas para lograr una política monetaria lo suficientemente restrictiva como para devolver la inflación al objetivo del 2%. Junto al alza de los tipos, el banco central seguirá reduciendo la tenencia de deuda. “El comité estará preparado para ajustar su política monetaria en función a los riesgos que puedan surgir y que puedan impedir los objetivos”, subrayó el comité.

La resistencia que sigue mostrando el mercado laboral de EE UU y la elevada inflación dan margen a la Fed para seguir aumentando los tipos. “Todavía no se han dejado sentir todos los efectos de nuestro rápido endurecimiento. Nos queda trabajo por hacer. Pasará tiempo para que el impacto de las medidas adoptadas se note, especialmente sobre la inflación”, señaló Jerome Powell. El presidente de la Fed intentó así rebajar la euforia que ha recorrido los mercados en el último mes y medio. Un periodo marcado por la caída de las rentabilidades de la deuda y el rally de las Bolsas ante la expectativa de unas subidas más moderadas. Powell se negó además a dar proyecciones sobre las futuras subidas e insistió en que tomarán las decisiones reunión a reunión y con la máxima claridad posible.

Junto a las proyecciones sobre hacia dónde irá el precio del dinero, la Fed aprovechó la última reunión de 2022 para actualizar sus previsiones macroeconómicas. El organismo espera que la economía de EE UU crezca un 0,5% este año y el próximo, frente al incremento del 0,2% y del 1,2% que estimaba en septiembre. Habrá que esperar a 2024 para que el crecimiento alcance el 1,6%. La inflación, la principal amenaza, seguir siendo persistente. En 2022 cerrará en el 5,6%, dos décimas por encima de lo esperado meses atrás, y aunque el próximo año se moderará hasta el 3,1% continuará estando por encima del objetivo del 2%. Para lograr acercarse a ese nivel habrá que esperar a 2025. Por su parte, el empleo de EE UU seguirá haciendo gala de su robustez. A cierre del año la tasa de paro se situará en 3,7%, una décima menos de los esperado hace tres meses. El efecto de la ralentización económica y del endurecimiento monetario se empezará a reflejar en 2023 y 2024, ejercicios en los que el paro repuntará hasta el 4,6%.

Wall Street se instala en la prudencia

Bolsa. La moderación mostrada por la Reserva Federal no fue suficiente para impulsar las subidas. Los inversores pusieron en precio las intenciones del banco central estadounidense de seguir subiendo los tipos en 2023. Esto fue suficiente para que los tres índices de referencia de Wall Street, que en los primeros compases de la sesión apostaban por las ganancias, se dieran la vuelta. Al cierre de esta edición el Dow Jones retrocedía un 0,4%, el S&P 500 restaba un 0,5% y Nasdaq, el índice más afectado por la subida de tipos, cedía un 0,6%.

Deuda. La renta fija registró un comportamiento mixto. Mientras las rentabilidades de los bonos a cinco y 10 años permanecían estables en el 3,4% y 3,6%, respectivamente, la deuda a más corto plazo, la más sensible a las subidas de los tipos, reaccionaba al alza. El bono con vencimiento en 2024 llegó a tocar por momentos el 4,3% agudizando la inversión de la curva de tipos.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Gema Escribano
Periodista económica, con 13 años de experiencia como redactora. Formó parte de la web de Cinco Días desde 2010 hasta 2017 cuando pasó a integrar la sección de Mercados. Especializada en información bursátil y mercado de deuda. Estudió periodismo en Universidad Carlos III.

Más información

Archivado En

_
_