La Unión Europea pacta aumentar los costes que las aerolíneas deben pagar por sus emisiones

Bruselas busca generar un incentivo financiero para que las firmas de transporte aéreo contaminen menos

La Unión Europea pacta aumentar los costes que las aerolíneas deben pagar por sus emisiones

El Parlamento Europeo y el Consejo han acordado este miércoles una propuesta para incrementar las tasas que el sector de la aviación debe abonar al emitir gases contaminantes, lo que añade presión al sector para que abandone los combustibles fósiles.

En la actualidad, las compañías aéreas que vuelan dentro de Europa tienen que obtener permisos en el mercado de carbono de la UE para cubrir sus emisiones de dióxido de carbono, pero el regulador les concede la mayoría de esos permisos gratuitamente.

La normativa acordada por los negociadores de los países de la UE y el Parlamento Europeo busca eliminar progresivamente los permisos gratuitos para 2026. Esto significará que las compañías aéreas tendrán que pagar por sus permisos de CO2, lo que supondrá un incentivo financiero para que contaminen menos.

Además, entre 2024 y 2030, se pondrá a disposición de las aerolíneas que utilicen combustibles de aviación sostenibles (SAF) una cantidad menor de permisos gratuitos de CO2 -20 millones- para compensarles en parte por la diferencia de precio entre los SAF y el queroseno, un combustible fósil mucho más barato. "Acompañamos al sector en el proceso de transición ecológica", declaró Suncana Glavak, negociadora principal del Parlamento Europeo.

Airlines for Europe, una asociación que cuenta con grandes miembros como AirFranceKLM, Lufthansa, Norwegian, Ryanair y TAP, se mostró "muy decepcionada" con el plan del bloque comunitario. "Esto sucede mucho antes de que las soluciones de descarbonización realmente efectivas estén disponibles a la escala necesaria para que sean eficaces", dijo el grupo en un comunicado.

La asociación advierte que la medida puede afectar la "competitividad" de las empresas europeas, así como su transición a combustibles verdes. En particular, la patronal advierte que la nueva ley de Reducción de la Inflación aprobada por Estados Unidos libera fondos para incentivar el uso de energías renovables en el sector, lo que impacta aún más en las firmas locales.

Vuelos internacionales

Con este acuerdo, la Unión Europea ha limitado su mercado de carbono a las emisiones de los vuelos intracomunitarios, pero los negociadores acordaron no avanzar en medidas adicionales para los vuelos internacionales. Bruselas evaluará recién en 2026 si el sistema de compensación de emisiones de CO2 de los vuelos internacionales de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) va por buen camino para alcanzar el objetivo de cero emisiones netas en 2050. De no ser así, el bloque propondrá ampliar su mercado de carbono para cubrir las emisiones de todos los vuelos de salida.

La decisión de no incorporar las emisiones de vuelos internacionales despertó críticas de sectores hasta ahora opuestos. Ryanair resaltó en un comunicadoque la decisión obliga a “los pasajeros europeos de corta distancia a seguir pagando una carga injusta” mientras que “estadounidenses, europeos y asiáticos más ricos que viajan en vuelos de larga distancia no pagan ninguna tasa medioambiental”.

De igual manera, Jo Dardenne, director de aviación del grupo sin ánimo de lucro Transport and Environment precisó que las familias europeas de clase media serán las únicas perjudicadas, mientras los viajeros frecuentes no se ven afectados.

Normas
Entra en El País para participar