Crónica de la Bolsa

El Ibex cede un 0,4% semanal y pierde los 8.400 puntos lastrado por la banca

El selectivo español pone fin a su mejor racha en 18 meses

Ibex pulsa en la foto

Sin ganas y por la mínima el Ibex ha puesto punto y final a su mejor racha alcista en 18 meses. La publicación del dato de empleo en Estados Unidos en el mes de noviembre marcó la jornada del viernes en unos inversores que se debaten entre prolongar el rally alcista o dar por cerrado ya el año. El Ibex cayó un 0,3% en la última jornada de la semana, lo que llevó al selectivo a ceder un 0,4% y perder la cota de los 8.400 puntos.

EE UU creó 263.000 empleos en noviembre, por encima de lo esperado por el consenso del mercado. Pero más significativa que la creación de puestos de trabajo lo fue el aumento de los salarios. Este indicador avanzó un 0,6%, el doble de lo esperado. Una evolución que pone contra las cuerdas la posibilidad de que la Reserva Federal modere el ritmo de las subidas de tipos en la reunión de diciembre tal y como avanzó el miércoles su presidente Jerome Powell.

Los estrategas de Bank of America enfrían el optimismo que vivieron las Bolsas en los días anteriores con la idea de que el banco central de EE UU elevara las tasas en 50 puntos básicos, frente a los 75 anteriores. Por su parte, JP Morgan y Goldman Sachs han mostrado sus dudas sobre la evolución del empleo y la inflación estadounidenses el próximo año ante la euforia mostrada por buena parte del mercado.

Al igual que el Ibex 35, el Dax alemán cedió un 0,08% semanal y el Mib italiano, un 0,39%. Mayor resistencia mostraron el Cac francés, que avanzó un 0,44% en las últimas cinco jornadas mientras el Euro Stoxx sumó un 0,39% y el FTSE británico, un 0,93%. Aunque lo que haga la Fed acaba afectando a las Bolsas europeas, es Wall Street la que está experimentando un mayor movimiento. La eventual moderación de la política monetaria ha servido de impulso a las tecnológicas, las firmas más castigadas por el alza de las tasas. No obstante, la fortaleza que sigue mostrando el mercado laboral y la presión de los salarios sirvieron el viernes de freno a las subidas de la Bolsa estadounidense. Al cierre de los mercados europeos los tres índices de referencia de Wall Street cedieron a un 0,5%, descenso que no empaña el buen hacer del Nasdaq que araña un 0,7% semanal.

En el mercado español, los recortes experimentados por el sector bancario –el más beneficiado por las subidas de los tipos de interés por parte de los bancos centrales– han pesado en el comportamiento semanal del índice. CaixaBank lidera los recortes al restar un 4,33%. A cierta distancia se situaron Bankinter (-2,47%), Santander (-0,72%), BBVA (-0,51%) y Sabadell (-1,71%). Junto a las entidades destacaron los recortes de Acciona (-3,84%), Red Eléctrica (-3,62%) y Fluidra (-3,61%).

Las subidas han estado encabezadas por PharmaMar (6% en la semana), Indra se anota un 5,55% y Sacyr, 4,1%.

Los estrategas de Barclays reconocen que sus clientes se están mostrando muy escépticos ante el posible rally de fin de año por las alertas de recesión. También se muestran recelosos los analistas de Societé Générale en su apuesta por la Bolsa europea. Consideran que tras los avances experimentados en las últimas semanas por el Stoxx 600 –suma un 15,77% desde los mínimos marcados en septiembre–, el selectivo está ahora por encima de su objetivo para finales del próximo año y aconsejan que regrese a los 400 puntos antes de mostrar más apetito comprador. Es decir, creen que el repunte de las últimas semanas obedece al tradicional rebote del mercado bajista.

Desde Allianz Global Investors apuntan que “los mercados parecen atravesar un período de transición. Esto podría considerarse una señal táctica de que los mercados de renta fija se están estabilizando. En los mercados de renta variable el pico de la inflación podría suponer un alivio a corto plazo, especialmente si la desaceleración económica resulta más leve o tarda más en materializarse”.

Como en las Bolsas, los inversores cogen con pinzas las expectativas de moderación de los tipos. Aunque en el último mes y medio las rentabilidades de la deuda han corregido parte de las subidas, el viernes hicieron una pausa. El rendimiento del bono español a 10 años y su homólogo alemán suman por la mínima su cuarta semana de caídas y se sitúan en el 1,85% y 2,87%, respectivamente. El estadounidense encadena dos y baja al 3,5%.

En el mercado de divisas el euro se mantiene estable en los 1,05 dólares.

Normas
Entra en El País para participar