Ana Besada: “Creemos que todavía quedan importantes ajustes en Bolsa”

Cree que el impacto por el gravamen en estos sectores ya está recogido en el precio

Ana Besada, gestora de fondos en CaixaBank AM.
Ana Besada, gestora de fondos en CaixaBank AM.

Ana Besada Estévez (Pontevedra, 1969) es una de las gestoras de Bolsa española más veteranas. Administra junto a su equipo activos por más de 500 millones de euros, en tres fondos de inversión. Su visión para los próximos meses sigue siendo cauta, priorizando la inversión en bancos, eléctricas y petroleras.

¿Qué fondos gestiona con su equipo?

Tenemos un fondo de pequeñas y medianas compañías, con unos 110 millones de euros. Y luego dos de Bolsa española general. Uno que utilizamos para los clientes que tienen contratos de gestión discrecional de carteras. Y otro normal, el Caixabank Bolsa Gestión España.

El dinero invertido en fondos de solo Bolsa española ha caído mucho en los últimos años...

Sí. Y hasta cierto punto es lógico. La inversión se ha sofisticado mucho, y los inversores buscan mayor diversificación. Además, el sector se ha abierto mucho a fondos de gestoras internacionales. Se ha sofisticado. El inversor español cada vez es más maduro. De todas formas, para una firma como CaixaBank AM, la mayor gestora del país, sigue teniendo todo el sentido contar con un fondo bandera, porque hay muchos clientes que siguen muy de cerca al Ibex y siguen queriendo invertir en empresas conocidas.

¿Cuál es el posicionamiento actual de sus fondos?

Ahora tenemos una visión relativamente cauta en relación a activos de riesgo, que mantendremos durante los primeros meses de 2023. Hemos vivido un shock de inflación, después otro de tipos de interés, y nos queda por ver un shock en el crecimiento. Consideramos que el mercado ha corrido demasiado en las últimas semanas.

¿Cómo construyen la cartera en este escenario?

Ahora tenemos un perfil más defensivo, lo que nos hace tener más compañías que estén más protegidas en términos de beneficios. Creemos que hay un importante ajuste bursátil aún por hacer.

¿Qué sectores han priorizado?

Hemos dado más peso a la banca, al sector energético y a las eléctricas. Los bancos van a ser unos claros ganadores con las subidas de tipos de interés, y tienen un colchón más que suficiente para absorber la posible subida de la morosidad que se produzca. En general, son sectores bien preparados si llega una contracción económica, como esperamos.

Hay un riesgo regulatorio...

Sí, tanto en las eléctricas como en la banca, con los nuevos impuestos anunciados. Pero es un riesgo perfectamente acotado y que ya está en precio.

¿Cree que los mercados se están precipitando con el último rally?

Sí, y es un poco frustrante. Muchos gestores están demasiado impacientes por que la Bolsa despegue, por dejar atrás el sentimiento negativo y pasar página. En cuanto hay un mínimo dato positivo, como la mejoría de la inflación de esta semana, se echan las campanas al vuelo. Para nosotros es un momento difícil, porque seguimos pensando que habrá más caídas.

¿La corrección llegará en el primer trimestre?

No sabemos. Pero está claro que las subidas de tipos están siendo muy agresivas, y que los efectos con la economía tardan unos meses en llegar. Creemos que en el primer trimestre sí que se empezará a ver cómo decepcionan los resultados empresariales. Hasta que esto ocurra, preferimos seguir siendo cautos.

¿Tienen mayores niveles de liquidez en cartera?

No especialmente. Nuestra forma de modular el riesgo en cartera es por medio de la sobreexposición o infraexposición a ciertos sectores.

¿Qué eléctricas tienen en cartera?

Nos gustan compañías como Iberdrola, Endesa o EDP. Nos gustan más estas compañías integradas que las que son solo de energía renovable. Las primeras todavía se seguirán beneficiando de la revisión al alza de los contratos de suministros de electricidad. En cambio, a las renovables les va a pesar mucho que están muy apalancadas y que se están encareciendo sus gastos financieros.

También tienen una fuerte posición en Repsol...

Sí, creemos que tiene una valoración especialmente atractiva, El grupo tiene una posición buenísima en refino, los márgenes son muy altos, y está generando muchísima caja que está repartiendo vía dividendos y con recompras de acciones. Tiene mucho potencial.

Sus fondos de Bolsa española son fondos sostenibles...

Sí, salvo el de pequeñas y medianas compañías, que aún tienen un nivel de reporte extra financiero insuficiente. Nosotros no solo tenemos en cuenta los factores de sostenibilidad en la composición de la cartera, sino que lo hemos incorporado al mandato de gestión, entrando en el artículo 8 del reglamento de divulgación de sostenibilidad financiera.

¿Y no es un poco incoherente con tener en cartera compañías que extraen combustibles fósiles?

Nuestro compromiso es tener un perfil medioambiental mejor que el índice de referencia. Así que, si tenemos en cartera Repsol, lo compensamos con compañías poco contaminantes, como Iberdrola, que puntúa muy bien en cuestiones de sostenibilidad por su apuesta por las energías renovables. Además, compañías como Repsol están haciendo una importante inversión para avanzar en la transición ecológica.

¿Cómo han ido sus fondos respecto al Ibex?

Suelen ir bastante en paralelo. Eso sí, cuando se comparan nuestros productos con la competencia en plazos a tres y cinco años, lo hacen mejor que el 75% de los fondos comparables.

¿Les afecta la competencia de fondos indexados de bajo coste?

Sí, ha habido mucho crecimiento de esta gestión pasiva. Pero creo que en estos momentos de volatilidad es cuando los fondos activos como el nuestro más valor pueden aportar al cliente. El Ibex este año cae un 3,7%, mientras que Repsol ha subido un 37%.

¿Qué esperan del Ibex para el conjunto de 2023?

Creemos que acabará siendo un año positivo tanto para la Bolsa europea como para el Ibex, porque en la segunda parte del año acabarán teniendo más importancia los sectores más cíclicos, que predominan en las Bolsas del Viejo Continente.

Normas
Entra en El País para participar