8 fotos

Casa Chuchu, una joya en plena cuenca minera

Es una de esas direcciones secretas en Asturias, obligatoria para aficionados al buen comer y beber

  • Dice Natalia Menéndez que la sala de su casa no es especialmente bonita. Al margen de gustos estéticos, lo que sí encierra el comedor de Casa Chuchu, en Turón, en plena y silenciosa cuenca minera asturiana, es historia y verdad, la de una familia de chigreros.
    1La cocinera Natalia Menéndez Dice Natalia Menéndez que la sala de su casa no es especialmente bonita. Al margen de gustos estéticos, lo que sí encierra el comedor de Casa Chuchu, en Turón, en plena y silenciosa cuenca minera asturiana, es historia y verdad, la de una familia de chigreros.
  • El relato de este bodegón comienza con Chuchu, este es, Sabino Jesús, que abrió con su esposa Iluminada un bar. Después de varios traslados, en plena plaza del pueblo, el negocio sigue en manos de la tercera generación de la familia, el atento y servicial Rafael Rodríguez, nieto de Chuchu, que junto a su esposa y brillante cocinera, Natalia Menéndez, han hecho del discreto comedor, sin brillos ni oropeles, una dirección obligatoria para los amantes del comer y el beber.rn
    2Salpicón de marisco. El relato de este bodegón comienza con Chuchu, este es, Sabino Jesús, que abrió con su esposa Iluminada un bar. Después de varios traslados, en plena plaza del pueblo, el negocio sigue en manos de la tercera generación de la familia, el atento y servicial Rafael Rodríguez, nieto de Chuchu, que junto a su esposa y brillante cocinera, Natalia Menéndez, han hecho del discreto comedor, sin brillos ni oropeles, una dirección obligatoria para los amantes del comer y el beber.
  • Ella ya no anda sola entre cacharros: el hijo mayor, Rafael, cuarta generación y varios idiomas en su mochila, está a punto de acabar su formación en el Basque Culinary Center. No es extraño que madre e hijo cocinen juntos cuando este va de visita. rn
    3Callos.  Ella ya no anda sola entre cacharros: el hijo mayor, Rafael, cuarta generación y varios idiomas en su mochila, está a punto de acabar su formación en el Basque Culinary Center. No es extraño que madre e hijo cocinen juntos cuando este va de visita.
  • La sorpresa comienza con los vinos, con una carta y recomendaciones de alguien que se ha preocupado por tener etiquetas especiales, un adelanto de que todo lo que viene a continuación va a ser especial. Que nadie vaya buscando una carta extensa.
    4Croquetas de jamón.  La sorpresa comienza con los vinos, con una carta y recomendaciones de alguien que se ha preocupado por tener etiquetas especiales, un adelanto de que todo lo que viene a continuación va a ser especial. Que nadie vaya buscando una carta extensa.
  • Es breve y cambia a diario en función del producto que llegue cada día. Todo se prepara en casa. Desde unas cremosas croquetas de jamón (11 euros), almejas en salsa verde (24 euros), alcachofas con papada y trufa (18 euros).
    5Salmonete, puerros y almendra. Es breve y cambia a diario en función del producto que llegue cada día. Todo se prepara en casa. Desde unas cremosas croquetas de jamón (11 euros), almejas en salsa verde (24 euros), alcachofas con papada y trufa (18 euros).
  • Boletus con parmentier y yema (22 euros), mero a la brasa (32 euros), pixín con apionabo y salsa de foie (25 euros), callos con patatas (18 euros) o cebollas rellenas (17 euros).
    6Boletus, parmentier y yema.  Boletus con parmentier y yema (22 euros), mero a la brasa (32 euros), pixín con apionabo y salsa de foie (25 euros), callos con patatas (18 euros) o cebollas rellenas (17 euros).
  • Obligatorio acabar con el milhojas (7 euros).
    7Milhojas.  Obligatorio acabar con el milhojas (7 euros).
  • Casa Chuchu: El Parque. Turón (Asturias). 985 430 226. www.casachuchu.com.
    8Sala de Casa Chuchu. Casa Chuchu: El Parque. Turón (Asturias). 985 430 226. www.casachuchu.com.