Balance mensual

Los recursos básicos, el consumo y las tecnológicas lideran el rally en Europa

El Stoxx 600 repunta un 6,8% en noviembre y suma dos meses al alza

Ibex pulsa en la foto

La moderación del tono por parte de la Reserva Federal ha servido de impulso a la renta variable en las últimas semanas. Con la expectativa de que los bancos centrales reduzcan el ritmo de las subidas de tipos, las Bolsas europeas sellan en noviembre su segundo mes consecutivo al alza, una situación que en la mayoría de los mercados no se había dado en todo 2022.

El Stoxx 600 no es ajeno a esta tendencia y con una subida del 6,8% en noviembre recupera un 13,5% en los dos últimos meses. A pesar de esta remontada, el índice continúa estando un 10,9% por debajo de los máximos registrados a comienzos de año, un periodo en el que las principales Bolsas europeas trataron de emular a las estadounidenses y revalidaron los máximos históricos.

En noviembre las ganancias fueron generalizadas entre los 20 sectores europeos, pero por encima de todos sobresalieron las cotizadas vinculadas a las materias primas, las tecnológicas, el comercio minorista y las firmas de lujo. Los cuatro sectores registraron subidas de dos dígitos. Un escalón por debajo se situó la banca (8,97%), uno de los negocios más beneficiados por el proceso de normalización monetaria en el que está inmerso el BCE para poner freno a la inflación. Aunque los últimos datos muestran una moderación en los precios, el IPC de la zona euro en noviembre se situó en el 10%, lejos del objetivo del 2% que fija la institución.

China ocupa otro de los focos de atención de los inversores, donde se entrecruzan el aumento de los contagios por Covid y las protestas ciudadanas sin que se vislumbre aún una solución cercana. La simple esperanza de una reapertura económica sirvió de impulso a las materias primas como el Brent o el acero, llevando a las empresas ligadas a las materias primas a cerrar el mes con un alza del 15,23%.

Solo por encima de este sector se situaron las cotizadas vinculadas al consumo (15,28%), un negocio que aglutina a empresas del lujo como el grupo Kering, propietario de Gucci, LVHM o Burberry así como la empresa de entrega de alimentos Delivery Hero. Este sector concentra en la recta final del año gran parte de su negocio, unas fechas marcadas por la campaña de Navidad y la celebración de citas como el Black Friday.

Aunque el sector tecnológico ha experimentado una auténtica sacudida en noviembre con los despidos de Twitter y Meta, la posibilidad de que los bancos centrales levanten el pie del acelerador ha servido de impulso a gran parte de estas firmas en Europa (13,76%). En contraste con EE UU donde las redes sociales y las plataformas de vídeo centran las miradas, en Europa sobresalen compañías líderes en negocios claves como la fabricación de chips, un negocio con buenas perspectivas en la era de la interconexión. El gigante holandés de los negocios por internet, Prosus, subió un 41,9%.

Cuatro valores en negativo

Dentro de la Bolsa española solo Rovi (-20,86%), Acciona Energía (-4,76%), Amadeus (-2,81%) y Cellnex (-1,41%) cierran el mes en rojo. Siete cotizadas registran ascensos superiores al 10%, pero por encima de todos sobresale Grifols. La empresa de hemoderivados intenta sobreponerse de las pérdidas que acumula en el año (-39,8%), un comportamiento que se debe al elevado endeudamiento que acumula. No muy lejos de esta se sitúa PharmaMar (13,22%), cotizada muy volátil. Entre medias de las farmacéuticas se cuela ArcelorMittal (14,1%) compañía que como sus rivales europeos se vio favorecida por las expectativas de recuperación económica en China.

Fuera del pódium se sitúa Sabadell (11,79%). En un mes en el que las negociaciones entre el Gobierno y la banca han acaparado todas las miradas, las entidades financieras han exprimido la mejora de las cuentas al calor de la subida de los tipos de interés.

Normas
Entra en El País para participar