Seguridad Social

Escrivá propone elevar a 30 años el periodo para calcular la pensión y descartar los dos peores ejercicios

CC OO ve "claramente insuficientes" las propuestas del Ejecutivo y rechazan negociar un aumento del periodo de cálculo de la pension; y CEOE no ve posible un acuerdo

El ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá.
El ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá.

La mesa de diálogo social para la segunda fase de la reforma de pensiones que deberá estar lista antes de fin de año ha retomado este lunes sus negociaciones entre los responsables de la Seguridad Social y los de los sindicatos CC OO y UGT y las patronales CEOE-Cepyme y las conversaciones no han empezado especialmente bien. La propuesta del departamento que dirige José Luis Escrivá ha incluido el incremento de 25 a 30 años del periodo de cómputo para calcular la pensión, con la posibilidad de descartar los dos peores ejercicios de cotizaciones, según ha informado el propio Ministerio de Inclusión al término del encuentro. Empresarios y sindicatos han rechazado una vez más esta iniciativa.

Desde CC OO se han apresurado a mostrarse contrarios esta propuesta porque según han dicho no se trata de una recomendación del Pacto de Toledo, aunque el Gobierno la haya incluido en el Plan de Recuperación. Y, es más, dudan seriamente de que el Gobierno cuente con apoyos para aprobar esta ampliación en el parlamento.

Mientras que, por su parte, los empresarios también han rechazado esta propuesta y, en general el resto de las planteadas por el Ministerio asegurando que: "De entrada no vemos que puedan dar lugar a acuerdo. Además, llega tan tarde que no se entiende bien el papel de los agentes sociales si se quiere aprobar en los plazos previstos y sin que haya un acuerdo politico". No obstante, desde la Seguridad Social han insistido en que "se trata de un punto de partida abierto a nuevas aportaciones de la mesa del diálogo social que se reunirá en los próximos días".

En cualquier caso, el aumento de este periodo en términos agregados supodría un recorte de las nuevas pensiones, ya que incluiría los años más pegados a los inicios de las carreras laborales que por lo general son de menores cotizaciones (sueldos más bajos). De hecho, un reciente cálculo del  Banco de España ha cifrado en un 5% el recorte de la cuantía de las pensiones iniciales tras el aumento de 15 a 25 años acometido de manera progresiva entre 2013 y 2022. No obstante, esta nueva fórmula de cálculo sí podría beneficiar a quienes se ven expulsados en los últimos años de su carrera laboral y perjudicadas sus últimas cotizaciones que, según calculos manejados por la Seguridad Social, son aproximadamente un tercio de los trabajadores que se jubilarán en los próximos años.

Así, tras esta reunión, que ha durado poco más de dos horas, el sindicato CC OO ha tachado las medidas propuestas por la Seguridad Social como "claramente insuficientes" y han criticado "la tardanza" con la que se han reiniciado estos trabajos, por lo que reclaman "máxima prioridad" a las reuniones para llegar a un acuerdo.

Junto a la propuesta para aumentar el periodo de cómputo para el cálculo de la pensión, que es algo a lo que se comprometió Escrivá con Bruselas --pese a contar también con el rechazo frontal de los socios de gobierno de Unidas podemos a esta medida-- el Ministerio pretende también sendas mejoras en el tratamiento de las lagunas de cotización para las mujeres y los hombres que hayan visto minorada su carrera de cotización tras tener un hijo y también un tratamiento especial de estas lagunas para el colectivo de autónomos.

Asimismo, los dirigentes gubernamentales han confirmado a los agentes sociales que la Ley de Seguridad Social obligará a elevar las máximas de cotización lo mismo que el IPC promedio anual de los últimos doce meses, con la misma fórmula de revalorización de las pensiones. Y, a este incremento, Escrivá plantea "un incremento adicional anual de 1,154 puntos entre 2025 y 2050. Este aumento irá acompañado de un incremento de la pensión máxima".

Con esta fórmula es con la que el ministro pretende eliminar progresivamente los actuales topes del las bases máximas de cotización, que hacen que hoy en día existan aproximadamente 30.000 millones de euros de salarios no sujetos a cotización.

Aunque no se ha abordado cuánto subirán las pensiones máximas en este proceso, desde CC OO han indicado que no podrá ser en la misma proporción, porque deberá "garantizar en todos los casos el mantenimiento del carácter solidario asociado tradicionalmente a esta cotización", precisan las fuentes sindicales.

Ante esta intención del Ejecutivo desde el sindicato CC OO han reconcido que la propuesta gubernamental "permiten la apertura de un proceso de diálogo, pero se encuentran aún alejadas de las reivindicaciones sindicales". En concreto, la central que dirige Unai Sordo ha reclamado "la necesidad de incrementar la intensidad de las medidas relacionadas con la mejora de los ingresos", al considerar que este aumento progresivo de las bases no bastan para abordar el fuerte incremento de gasto que experimentará el sistema.

Normas
Entra en El País para participar