Negociación colectiva

El alza del salario mínimo determinará el resultado del pacto de convenios en 2023

Los agentes sociales creen que, si retoman la negociación para el acuerdo de convenios, no lo harán antes de enero

El alza del salario mínimo determinará el resultado del pacto de convenios en 2023

El presidente del Gobierno dio un tirón de orejas a los empresarios y a los sindicatos este pasado fin de semana urgiéndoles a que firmaran ya el “pacto salarial” en referencia al Acuerdo de Negociación Colectiva (ANC) cuyas negociaciones rompieron en primavera los agentes sociales y no se han vuelto a retomar.

Sin embargo, todo apunta a que la vuelta a la mesa de negociación para este acuerdo –que podría ser la antesala de un pacto de rentas más amplio en el que se implicara también el Gobierno– no será inminente, según distintas fuentes consultadas.

Las elecciones a la presidencia de la CEOE, que se celebraron finalmente la semana pasada, era la excusa oficiosa para que los agentes sociales no retomaran estas negociaciones después del verano, a pesar de que la inflación superó en julio y agosto el 10% con el consiguiente golpe al poder adquisitivo de millones de trabajadores. Ahora, una vez celebrados estos comicios internos en la patronal, su recién reelegido presidente, Antonio Garamendi, tiene un mes para diseñar y nombrar a su nueva dirección.

De hecho será el próximo día 21 de diciembre cuando la CEOE celebrará su primera Junta Directiva y se conocerá quienes serán sus vicepresidentes. Por ello, a pesar de que la actual responsable de las negociaciones laborales patronales, Rosa Santos, repetirá también en el cargo casi con toda seguridad, fuentes de la negociación han asegurado que la mesa no se retomará antes de esta fecha e inmediatamente después se inicia el periodo navideño por lo que, de volver al diálogo, esto no se producirá previsiblemente antes de mediados de enero, añaden estas fuentes.

Es más, existe otro condicionante, según han explicado fuentes negociadoras: se trata de cual será finalmente el incremento del salario mínimo interprofesional (SMI) que acometa el Gobierno, tras consultar a los agentes sociales la próxima semana y después de que reciban el dictámen y los informes de los expertos esta misma semana.

Así, probablemente, cuanto mayor sea esta subida del SMI, más dificultades tendrá para que salga adelante un pacto de convenios en 2023. Así, cuanto más suba el salario mínimo, más trabajadores habrá cobrándolo (cerca de cuatro millones de asalariados), por lo que esto ya supone para la patronal un alza retributiva de un amplio colectivo de trabajadores que no querrán mejorar en los convenios colectivos. Esto podría condicionar la disposición de la patronal a pactar subidas para el resto de salarios e incluso algún tipo de cláusulas.

Hasta hace pocas semanas distintas fuentes cercanas al Gobierno y a los sindicatos daban por hecho que el SMI podría subir del orden de lo que lo harán las pensiones (un 8,5%) con lo que se cumpliría de sobra el compromiso del Gobierno de elevar esta renta al 60% del salario medio en esta legislatura. Esto supondría subir el SMI hasta los 1.085 euros al mes, algo por debajo de los 1.100 euros que piden los sindicatos. Si bien la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz podría estar dispuesta a una subida más modesta, en el entorno de los 1.050 euros para intentar, si no sumar a los empresarios, sí mitigar sus protestas.

Normas
Entra en El País para participar