Redes sociales

Musk acusa a Apple de retirar su publicidad de Twitter y de imponer una tasa del 30% en su App Store

El magnate dice que el fabricante de iPhone presiona sobre la moderación de contenidos

Critica los precios de la tienda de Apple, ahora que quiere impulsar los ingresos por suscripción de la red social

Musk acusa a Apple de retirar su publicidad de Twitter y de imponer una tasa del 30% en su App Store

Elon Musk entra en una guerra verbal contra Apple, a golpe de tuit, como es habitual cuando el nuevo dueño de Twitter quiere llamar la atención contra algo o alguien. El multimillonario empresario aseguró ayer que Apple ha retirado sus anuncios de Twitter, algo que habría ocurrido por su preocupación por la orientación de su nuevo propietario sobre la moderación de contenidos. “Apple prácticamente ha cesado casi toda la publicidad en Twitter. ¿Odia [Apple] el derecho a la libertad de expresión en EE UU?”, escribió Musk. Más tarde etiquetó la cuenta de Twitter del presidente ejecutivo de Apple, Tim Cook, en otro tuit, preguntando “¿qué está pasando aquí?”.

Apple no es la primera empresa que congela su publicidad en la red social después de que Musk haya comprado la plataforma y haya empezado a implantar cambios como el restablecimiento de las cuentas suspendidas en Twitter. Pero sí es una de las más importantes. Apple, la empresa más valiosa del mundo gastó unos 131.600 dólares en anuncios de Twitter entre el 10 y el 16 de noviembre, frente a los 220.800 dólares gastados entre el 16 y el 22 de octubre, la semana antes de que Musk cerrara el acuerdo con Twitter, según la plataforma de publicidad Pathmatics, informa Reuters.

Entre las empresas que hicieron lo mismo antes están L’Oreal, Pfizer, General Motors, el grupo Mondelez, Volkswagen o el gigante alimantario General Mills. Y la sangría no para. El propio Musk admitió a principios de este mes que la red social estaba sufriendo una “caída masiva de ingresos” publicitarios por la retirada de anunciantes, de la que culpó a "grupos activistas" que presionan a las plataformas.

Hace días algunos medios estadounidenses indicaban que más del 33% de las 100 primeras marcas que se anunciaban en Twitter habían paralizado sus campañas. Y ayer, la cadena NPR apuntaba que ha perdido ya a la mitad de sus principales anunciantes, que solo este año habían gastado 750 millones de dólares en la red, informó Efe. Ambas cifras son preocupante dado que Twitter recibe hoy el 90% de sus ingresos de la publicidad.

Los mensajes de Musk no solo arremetieron contra Apple por el asunto publicitario. El magnate también respondió con un “sí” a la pregunta de un usuario sobre si la compañía de la manzana estaba amenazando la presencia de Twitter en la App Store o exigiendo determinados estándares en la moderación de contenidos.

“Apple ha amenazado con congelar Twitter de su App Store [su tienda de aplicaciones para iPhones e iPads] y no nos da las razones”, dijo en otro tuit. Y, sin que le hubiera respondido el CEO de Apple, Musk lanzó otros dos tuits. En uno acusó a Apple de “imponer una tasa secreta del 30% en cada cosa que compras a través de su App Store”. El magnate dio a entender que no pensaba pagarla con un meme, que mostraba una autopista con una bifurcación con dos vías: paga el 30% o ve a la guerra, y se ve un coche llamado Elon que opta por ir a la guerra.

En otro tuit, indicó que “Apple debería publicar todos los actos de censura que ha tomado y que afectan a sus usuarios”. Musk tiró de sus famosas encuestas y animó a sus seguidores a pronunciarse sobre si Apple debería hacer públicos esos “actos de censura”, y en menos de una hora más de medio millón de usuarios había respondido y la mayoría con un “sí”.

Que Musk lanzara tuits contra Apple era esperado. El magnate quiere elevar los ingresos de Twitter a través de las suscripciones de Twitter Blue, por 8 dólares al mes, mientras abre el sitio a personas vetadas hasta hace poco como el expresidente de EE UU, Donald Trump, algo que podría violar las reglas de las tiendas de aplicaciones de Apple y Google, según apunta la CNBC. La semana pasada, Musk ya se quejó de las tarifas de la tienda de aplicaciones de ambas firmas, que están entre el 15% y el 30% de las ventas digitales, pues pueden afectar a los ingresos que el magnate parece necesitar desesperadamente.

La cadena estadounidense informó que hace dos fines de semana, Phil Schiller, el ex director ejecutivo de Marketing de Apple que aún supervisa la App Store, aparentemente eliminó su cuenta de Twitter ampliamente seguida por cientos de miles de seguidores.

Twitter y Apple han sido socios durante años. En 2011, Apple integró profundamente los tuits en su sistema operativo iOS, recuerda la CNBC, que apunta que la compañía de Cupertino ha anunciado iPhones y sus grandes eventos de lanzamiento en la red social. Pero la relación parece que va a complicarse a medida que Musk ha tomado la decisión de generar más ingresos en la red social con las suscripciones.

Twitter reportó unos ingresos de 5.080 milones en 2021. Si la mitad de esa cantidad proviene de las suscripciones en el futuro (objetivo señalado por Musk), cientos de millones terminarían yendo a Apple y Google. El magnate buscará, como ya hicieran Spotify o Epic Games, vías para pagar menos a los dueños de las dos tiendas de aplicaciones.

Normas
Entra en El País para participar