Memoria contable de la empresa: ¿En qué consiste?

Se trata de un documento básico de contabilidad en la empresa.

contabilidad memoria

La memoria contable es uno de los documentos básicos de contabilidad que deben mantener los managers de cualquier negocio. Sirve para ampliar la información que ya se especifica en los estados financieros de la empresa.

Expertos de Getquipu indican que el objetivo de la memoria contable en una corporación es completar y aclarar datos que forman parte de las cuentas anuales que se han presentado por parte de la entidad.

Hay que tener en cuenta que los balances de ingresos y gastos, así como el estado de cambios y los flujos de efectivo no siempre son suficientes para tener un conocimiento detallado de la economía de la empresa, por lo que la memoria contable se vuelve aún más necesaria. Se trata, por tanto, de un documento clave para aclarar las operaciones financieras que haya realizado la empresa.

La memoria contable contiene información sobre la actividad de la empresa, de las cuentas anuales, de las normas de registro y valoración, de la evolución de las inversiones realizadas, así como de la situación fiscal, de las posibles subvenciones que se reciban y de la retribución del personal. Este documento también incluye información sobre la relación de gastos e ingresos, el volumen de ventas alcanzado o las transacciones en las que se haya involucrado parte del patrimonio.

Forma parte de los libros contables obligatorios

Así, la memoria contable forma parte de los libros contables obligatorios que deben presentarse en la empresa, al igual que las cuentas anuales, el libro diario y el de inventarios. Cabe recordar que las sociedades mercantiles tienen la obligación de presentar las cuentas anuales en el Registro Mercantil. En el caso de los autónomos incluidos en el Régimen de Estimación Directa Normal deben llevar, simplemente, la contabilidad. Las sociedades no mercantiles y los autónomos en Régimen de Estimación Directa Simplificada no tienen que cumplir con ninguno de estos requisitos.

Existen dos tipos de memoria contable, la ordinaria y la abreviada. La memoria ordinaria es la que realizan las grandes empresas que tienen grandes cifras de negocios y de activos, mientras que la abreviada es más adecuada para las pequeñas y medianas empresas.

Normas
Entra en El País para participar