Tecnología

Goldman Sachs triplica su apuesta por Indra mientras CC OO exige no dividir la tecnológica

El banco de inversión eleva su participación al 3,7%

El sindicato no descarta movilizaciones si se sigue adelante con la segregación

Sede de Indra en Madrid.
Sede de Indra en Madrid.

Goldman Sachs ha elevado su participación en Indra al 3,7%, casi triplicando su posición en la compañía tecnológica española, según ha notificado a la CNMV. El banco de inversión habría adquirido un 2,4% adicional, pues a finales de junio controlaba el 1,3% de su capital. Su participación está compuesta de una directa del 2,87% y un préstamo de acciones equivalente al 0,91% del capital. En total, la participación está valorada en 67,5 millones de euros.

Este movimiento ha llevado a las acciones de Indra a abrir con subidas del 1,25% este miércoles. Los títulos de la compañía se sitúan ahora en 10,6 euros, en torno a un 30% más que a mediados de octubre. La firma, que suma cinco sesiones de crecimiento, acumula una revalorización superior al 7,5% que ha borrado las pérdidas acumuladas durante el año.

Goldman Sachs llegó a controlar el 5,49% de Indra. El 15 de junio pasado afloró derechos financieros sobre un 5,2% del capital, articulados principalmente a través de una serie de swaps y una put option por un 2% del capital que vencía el 14 de julio de 2023. Esas opciones no figuraban en la notificación que hizo la compañía a la CNMV el 24 de junio, lo que mostraba que la firma se habría desprendido de ellas en el mercado secundario.

El movimiento del banco de inversión se produce mientras CC OO ha reclamado hoy a los dirigentes de Indra y de la SEPI, su mayor accionista con el 28% del capital de la tecnológica,  que rechacen explícitamente la separación de sus negocios de defensa y tecnología. El sindicato ha exigido que "se deje de jugar con un grupo de la relevancia de Indra por su condición de principal operador nacional y su volumen de empleo".

En un comunicado, CC OO señala que en los últimos meses son varias las ocasiones en las que se escuchan rumores de una posible segregación o venta de Minsait, la empresa perteneciente al grupo Indra, encargada del área de desarrollo tecnológico, consultoría y transformación digital del grupo. Y hace referencia a Joseph Oughourlian, fundador y presidente del fondo de Inversión Amber Capital, que esta misma semana ha pedido dividir Indra en dos con la convincción de que la medida podría duplicar el valor del grupo español de tecnologías de la información y de defensa.

Oughourlian, presidente de PRISA (editor de Cinco Días y El País, entre otros medios) aseguró este lunes en una entrevista a Bloomberg: "Estamos presionando para que haya, o una división de la compañía entre tecnología (Minsait) y defensa, o una venta total o fusión de la división de tecnología con otra compañía". Amber controla actualmente un 5,13% del capital de Indra y cuenta con la autorización del Gobierno para llegar a un 9,9%.

Tras las declaraciones de Oughourlian, las acciones de Indra, que habían permanecido planas durante toda la jornada del pasado lunes, subieron un 2,77%.

Desde CCOO consideran que “este tipo de elucubraciones" sobre los beneficios de una venta y/o de segregación en Indra, "no hacen más que crear desconfianza de cara a la captación de posibles inversores, a la captación de negocio y al talento profesional". "Esto es algo muy serio, no se puede jugar a la especulación una y otra vez, con una empresa estratégica para el desarrollo de la economía española y europea, poniendo en riesgo también el futuro de decenas de miles de personas”, añade en su comunicado.

El sindicato exige a Indra y a la SEPI que se pronuncien de "forma inmediata y desmientan cualquier tipo de propuesta sobre una posible venta o segregación de la multinacional y dejen de crear incertidumbre".

CC OO defiende que Indra siga con "la dinámica de crecimiento y de expansión que tan buenos resultados ha dado hasta la fecha", en un entorno en el que la digitalización es un elemento crítico para el desarrollo de la economía española y europea, y de su tejido productivo. "Desinvertir y deshacerse de este negocio para satisfacer los intereses financieros a corto plazo de un fondo de inversión es el peor negocio que puede hacer este país”.

El sindicato no descarta movilizaciones, en el caso de que se pretenda seguir adelante con esta segregación y venta con fines especulativos de uno de sus accionistas. La SEPI ha dicho que no va a hacer declaraciones sobre la propuesta de Amber ni la reacción del sindicato. Indra, de momento, tampoco ha hecho comentarios.

Normas
Entra en El País para participar