Intel busca nuevo 'jefe' para su negocio de fabricación de chips a terceros

El presidente de Intel Foundry Services, Randhir Thakur, abandona la compañía

La salida supone un traspié en su estrategia para competir con TSMC y Samsung

Logo de Intel en una de sus instalaciones en Tel Aviv, Israel.
Logo de Intel en una de sus instalaciones en Tel Aviv, Israel.

Traspié inesperado para Intel en su nueva línea de negocio Intel Foundry Services (IFS), lanzada el pasado año para fabricar chips para terceros, como ya hacen sus dos grandes rivales, la taiwanesa TSMC y la surcoreana Samsung, los dos mayores fabricantes de chips por contrato del mundo. El presidente de esa unidad de Intel, Randhir Thakur, ha decidido abandonar la compañía, lo que supone un duro revés para la gran apuesta del gigante de los chips, según avanzó Theregister.com.

El CEO de Intel, Pat Gel­singer, comunicó en un correo interno a la plantilla que Thakur “ha decidido buscar otras oportunidades”, pero seguirá dirigiendo la unidad de negocio hasta el primer trimestre de 2023 “para garantizar una transición suave a un nuevo líder”. La noticia fue confirmada poco después por el portavoz de Intel, William Moss, quien envió al citado medio una breve nota donde la compañía agradecía a Thakur el trabajo realizado, destacando “el tremendo progreso” que ha hecho en Intel Foundry Services, y por haber sentado las bases para que Intel se convierta en una empresa de fundición de semiconductores “de clase mundial”. Thakur se unió a Intel en 2017.

El gigante de chips estadounidense anunció a principios de 2021 la creación de Intel Foundry Services y en julio de ese año comunicó que iba a fabricar chips de Qualcomm, el primer cliente de su recién estrenada unidad, e iba a empaquetar chips para Amazon, que fabrica cada vez más sus propios chips de centro de datos para sus servicios en la nube.

Intel avanzó igualmente su hoja de ruta para “retomar el liderazgo” para 2025, después de que perdiera la delantera hace tiempo tras sufrir retrasos tecnológicos, como el de los chips de 7 nanómetros. E Intel Foundry Services forma parte del plan de Gelsinger para que la compañía redoble su apuesta por la fabricación y supere a TSMC y Samsung en la fabricación de chips avanzados para 2025. El mercado de fundición ronda los 100.000 millones de dólares.

Thakur dijo recientemente que esperaba que IFS eclipsara el negocio de fabricación de chips por contrato de Samsung para 2030, según Theregister.com. Sin embargo, la división aporta pocos ingresos en estos momentos. En el tercer trimestre de este año, Intel Foundry Services solo generó 171 millones de dólares, en torno al 1,1% de los 15.300 millones de dólares de ingresos de la multinacional en ese periodo.

La citada publicación apunta que se espera que Intel reciba un impulso en el negocio de fundición a través de su adquisición pendiente del fabricante de chips israelí Tower Semiconductor por 5.400 millones. Se espera que el acuerdo se cierre en el primer trimestre de 2023. Algunos analistas creen que la dimisión de Thakur puede deberse a que Intel planea poner al máximo ejecutivo de Tower Semiconductor al frente de IFS. La compañía israelí posee dos instalaciones de fabricación en Israel, dos en Estados Unidos, tres en Japón (que posee a través de sus participaciones del 51% en TPSCo) y comparte una instalación de fabricación que se está construyendo en Italia con ST Microelectronics.

Normas
Entra en El País para participar