Bankinter lanzará en 2023 un fondo de activos alternativos accesible desde 10.000 euros

El vehículo aspira a dar una rentabilidad anual de entre el 7% y el 8%

Una sucursal de Bankinter en Madrid.
Una sucursal de Bankinter en Madrid.

Bankinter Investment, el área de banca de inversión de Bankinter, ha creado una nueva gestora de fondos de inversión en activos alternativos con el objetivo de reforzar la actividad que la entidad venía realizando en este segmento y ampliándola a un universo más amplio de clientes.

Esta sociedad, Bankinter Investments SGEIC, se registró el viernes pasado en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). A través de la misma, se creará un fondo que permitirá a los clientes de Bankinter invertir en este tipo de inversiones al margen de la Bolsa y los bonos, desde tan solo 10.000 euros.

La inversión en mercados privados (también denominada inversión alternativa o inversión en activos ilíquidos) ha estado hasta la fecha reservada a los clientes más ricos. El mínimo para invertir eran 100.000 euros, y el dinero hay que dejarlo casi 10 años sin tocar. Esto hacía que fuera un producto exclusivo para la banca privada. Ahora, gracias a la nueva ley Crea y Crece, se va a poder acceder a este producto desde otro tipo de perfiles.

El director general de Bankinter, Íñigo Guerra, ha señalado en un encuentro con los medios que ese cambio en la ley amplía esta forma de ahorro a las familias españolas. "Queremos que la inversión en activos privados, en economía real, se convierta en el nuevo plan de ahorro a largo plazo para muchas personas que ahora no tienen esa opción con los fondos de pensiones, que han dado rentabilidades muy bajas".

Los fondos de capital riesgo invierten en compañías que no están en Bolsa. En el caso de Bankinter, que lleva desarrollando este tipo de proyectos desde 2016, han lanzado fondos que invierten en residencias de estudiantes; otro en hoteles, otro en centros de almacenamiento de grandes cadenas, como Inditex; en parques eólicos...

Hasta ahora, para invertir en cualquiera de los 19 fondos de capital riesgo que ha ido impulsando Bankinter había que poner mucho dinero. Pero, desde comienzos de 2023, el banco va a ofrecer un fondo de fondos, que permita invertir desde solo 10.000 euros en todos los proyectos de inversiones alternativas que vaya lanzando el banco.

El particular tendrá que ir poniendo su dinero a lo largo de 3 o 4 años (cuando se lo vaya reclamando Bankinter), y tendrá que dejarlo en ese fondo de fondos cerca de 10 años. A cambio, tendrá un cupón anual de alrededor del 5%. Y, en el conjunto del periodo, la rentabilidad media que podrá lograr "estará entre el 7% y el 8%", ha apuntado Guerra.

En los últimos 8 años, Bankinter ha lanzado 19 fondos, que han captado cerca de 4.000 millones de euros (tanto de clientes, como del propio banco y de las firmas que gestionan los proyectos). En este periodo, ya han repartido cerca de 800 millones de euros de dividendos entre los clientes, y el valor conjunto de las inversiones roza los 7.000 millones de euros. Por ahora, 5.000 clientes de banca privada de Bankinter ya han invertido en estos fondos alternativos. Con el nuevo fondo de fondos con el menor límite de entrada, el potencial de clientes del banco se eleva a 100.000 personas.

Bankinter aspira que el nuevo vehículo se convierta en algo parecido a los que son los fondos de pensiones de los funcionarios o los profesionales de Estados Unidos y Canadá, que pueden movilizar miles de millones de euros y que no se centran tanto en invertir en bonos y Bolsa (como los planes de pensiones españoles) sino que se focalizan en inversiones en mercados privados.

Ahora bien, la comercialización de este nuevo producto deberá ser muy afinada. De hecho, hay parte del sector financiero que cree que será difícil extenderla a clientes que no tengan altos patrimonios. De momento, tendrá que contar siempre con asesoramiento especializado. El inversor deberá acreditar que tiene el suficiente patrimonio financiero, de modo que no esté concentrándose demasiado en este tipo de activos alternativos".

"Es una cosa muy seria, porque cuando tratas con el ahorro del conjunto de familias, que no tiene un ahorro disponible tan grande, tienes que ser más cuidadoso por definición. Nuestro modelo tiene la ventaja de darle acceso al mismo modelo que la banca privada", ha señalado Guerra.

El fin es que las personas vayan aportando poco a poco cantidades pequeñas para que cuando lleguen a la jubilación, tengan un ingreso descorrelacionado con los mercados.

A pesar de que este lanzamiento está pensado para clientes minoristas, también podrán invertir las cajas rurales, ya que la entidad considera que hay que apoyar a agricultores y ganaderos, según ha destacado durante el encuentro.

El nuevo fondo invertirá en sectores de la economía real seleccionados por su potencial de crecimiento: activos de infraestructuras, energías renovables, deuda privada, tecnología, agricultura, residencias de estudiantes, hoteles, logístico y medio ambiente, entre otros.

Para cada uno de los proyectos, Bankinter busca un socio especializado en ese mercado. Así, tiene una alianza con Pelium Partners para las energías renovables; otra con Valeo, uno de los mayores expertos mundiales en residencias de estudiantes; con K-Fund, para invertir en nuevas compañías tecnológicas...

Así, apostará por activos reales, descorrelacionados con los mercados. Los activos a los que va el dinero están indexados a la inflación (en el caso de los alquileres de centros logísticos, o las residencias de estudiantes). Además son generadores de rentas anuales recurrentes, tienen una volatilidad reducida, potencial de revalorización y de rentabilidad sostenida a largo plazo.

Otro de los casos de éxito en los que Bankinter ya ha lanzado fondos de capital riesgo es un vehículo que invierte en escuelas infantiles públicas de Noruega y Suecia, y son los propios estados nórdicos quienes pagan un canón al fondo.

Normas
Entra en El País para participar