Disney sube en Bolsa tras recuperar a Bob Iger como consejero delegado

El empresario estadounidense sustituye a Bob Chapek y ha sido encomendado para rescatar a la empresa de su debacle bursátil

En lo que va de año las acciones de la compañía han caído más del 40%

Bob Iger, CEO de Disney.
Bob Iger, CEO de Disney.

Disney, el gigante del entretenimiento, vuelve a confiar su futuro a Bob Iger, quien dirigió la compañía durante 15 años. El grupo californiano anunció el domingo por la noche la inesperada salida de su CEO Bob Chapek y el no menos sorprendente regreso de su predecesor en el cargo, el icónico Iger, en un intento por recuperar la magia de la empresa e impulsar su crecimiento en tiempos turbulentos, pues el precio de las acciones de la empresa se ha desplomado y Disney+, la plataforma del grupo que compite con Netflix y HBO, sigue teniendo fuertes pérdidas.

“El señor Iger, quien pasó más de cuatro décadas en la compañía, incluidos 15 años como CEO, ha aceptado ocupar el cargo de CEO de Disney durante dos años”, dijo la empresa en un comunicado. Iger, de 71 años, sustituye a Chapek, que apenas ha permanecido en su puesto 21 meses, pues asumió el cargo en febrero de 2020. El anuncio del relevo impulsó ayer las acciones de la empresa un 10% previo a la apertura de Wall Street y tras el inicio de la jornada mantuvo un avance de alrededor del 6%. 

Disney aclaró que Iger asume el cargo “inmediatamente” y que tendrá la tarea de establecer la dirección estratégica para crecer y trabajar estrechamente con la junta para encontrar un sucesor que lidere la compañía al final de su mandato. “Soy muy optimista en cuanto al futuro de esta gran empresa y estoy encantado de que el Consejo de administración me haya pedido que vuelva a ser su consejero delegado”, dijo el reconocido directivo. Iger añadió: “Si aprendí una cosa de mis años en Disney, es que incluso frente a la incertidumbre, o tal vez especialmente ante la incertidumbre, nuestros empleados logran lo imposible".

Durante su anterior mandato, Iger no solo supervisó el lanzamiento del servicio de streaming de Disney, Disney+, también impulsó adquisiciones de empresas como el estudio de animación Pixar, la empresa de cómics Marvel, 21st Century Fox de Ruper Murdoch, y Lucasfilm, responsable de la famosa saga de Star Wars.

Parques temáticos

Estas apuestas, junto a la apertura de más parques temáticos, fueron decisivas para que el valor de Disney se quintuplicara durante su mandato. Pero eso ya es pasado, y ahora Iger se encuentra con un Disney muy distinto al que dejó. En lo que va de año, las acciones de la compañía han caído más del 40%, a la zaga de la caída de casi el 7% del índice Down Jones Industrial Average. Pero la estocada final para la casa de Micky Mouse vino de los desastrosos resultados trimestrales publicados a principios de noviembre.

El negocio de streaming perdió casi 1.500 millones de dólares (unos 1.464 millones de euros) entre julio y septiembre, más del doble de las pérdidas del año anterior, a pesar de elevar el número de suscriptores. Disney+, unidad en la que la compañía ha invertido miles de millones de dólares, no ha obtenido beneficio desde su lanzamiento en 2019 y prevé que su rentabilidad se alcance a partir de 2024. Disney cuenta ahora con más de 235 millones de suscripciones en sus tres plataformas de streaming, que incluyen también a ESPN+, centrada en los deportes, y Hulu.

El mercado también ha castigado a Disney por no alcanzar las expectativas de ingresos ni de ganancias por acción. La compañía facturó 20.150 millones de dólares en el tercer trimestre, unos 1.150 millones de dólares menos de lo esperado; mientras que las ganancias por acción fueron de unos 30 centavos. Al día siguiente de la publicación de los resultados, sus acciones alcanzaron su nivel más bajo en 20 años.

“El Consejo de Administración ha llegado a la conclusión de que, mientras Disney se embarca en un período cada vez más complejo de transformación de la industria, Bob Iger se encuentra en una situación única para liderar la compañía en este momento crucial”, dijo la presidenta Susan Arnold.

Bob Chapek, ex consejero delegado de Disney.
Bob Chapek, ex consejero delegado de Disney.

El gigante del entretenimiento agradeció a Chapek sus servicios prestados, destacando especialmente su labor durante la pandemia con “desafíos sin precedentes”. Durante su breve mandato, tuvo que lidiar con los cierres de parques temáticos y los paros de producción como consecuencia del Covid-19.

Pero el directivo se vio envuelto en una polémica interna con la plantilla, que le reprochó que guardara silencio sobre la legislación de Florida que limitaría el debate en las aulas sobre la orientación sexual y la identidad de género. En marzo, Chapek se disculpó por su “doloroso silencio” y poco después de que hablara, los legisladores de Florida aprobaron un proyecto de ley para despojar a Disney de su estatus fiscal especial en el estado, que había permitido a la empresa controlar la zona de Orlando donde se encuentran sus parques temáticos, según la BBC.

En 2021, Chapek también libró una batalla muy publicitada con Scarlett Johansson, protagonista de la Viuda Negra de Marvel, por la decisión de Disney de estrenar esta película simultáneamente en cines y en internet. La disputa sobre la compensación dio lugar a una demanda que se resolvió en unos meses, aunque no se revelaron los detalles del acuerdo.

Normas
Entra en El País para participar