Suecia confirma el sabotaje de los gasoductos Nord Stream después de encontrar "trazas de explosivos"

El servicio de Seguridad sueco indica que los daños fueron causados por "explosiones", lo que refuerza las sospechas sobre un sabotaje

Suecia confirma el sabotaje de los gasoductos Nord Stream después de encontrar "trazas de explosivos"

Las autoridades de Suecia han anunciado este viernes que las investigaciones en torno a los gasoductos Nord Stream pueden ser definidas como un "flagrante sabotaje", después de encontrar "trazas de explosivos" en los más de 50 días después de las tres fugas simultáneas.

El comunicado de la fiscalía sueca especifica que los rastros de material explosivo se encuentran en "varios de los objetos no autóctonos hallados". De esta manera, se confirma la primera conclusión de los investigadores comunicada el 6 de octubre, donde especificaba que los daños fueron causados por "explosiones". Ahora, las autoridades buscan determinar si existen sospechas contra personas concretas para que sean procesadas e hicieron hincapié en la gravedad de la situación.

Las autoridades de Alemania y Dinamarca continúan sus propias investigaciones sobre lo ocurrido, a la vez que han excluido a Rusia de los trabajos conjuntos.

Moscú comunicó hace tres semanas los resultados de su investigación, en las que acusa al Reino Unido de estar detrás de las fugas que soltaron miles de toneladas de gas al mar Báltico. En particular, el ministerio de Defensa ruso ha acusado a una unidad de la Marina británica de "pergeñar, organizar e implementar" un "ataque terrorista".

Los esfuerzos de Rusia parecen estar más alineados a construir nuevas infraestructuras hacia Asia que en cualquier opción de reconstruir su principal conexión con Europa. Las autoridades rusas han realizado anuncios la última semana en relación a las nuevas tuberías que unirían el país con Mongolia y con Turquía. 

Protestas por la reapertura de Nord Stream

Suecia confirma el sabotaje de los gasoductos Nord Stream después de encontrar "trazas de explosivos"
Getty

A pesar de las dificultades técnicas, políticas y económicas que tendría la puesta en marcha del gasoducto Nord Stream II, que nunca recibió la aprobación formal del gobierno alemán, una pequeña comunicad de vecinos alemana reclama su apertura. Esta manifestación sucedió a finales de octubre en el estado de Mecklemburgo-Pomerania Occidental, al norte de Alemania.

Normas
Entra en El País para participar