Renovables

El dueño de la mayor planta fotovoltaica de España ficha a Lazard para explorar su venta

Soto Solar sale al mercado valorada en 700 millones

El dueño de la mayor planta fotovoltaica de España ficha a Lazard para explorar su venta

La mayor planta fotovoltaica de España sale a la venta. Su dueño y constructor, el grupo Soto Solar, ha contratado a Lazard para abordar su venta, según indican fuentes financieras. Las primeras tasaciones parten de los 700 millones.

Soto Solar es una firma de renovables que lanzaron dos inversores holandeses en España en 2018. Se trata de Stecc, una boutique de finanzas especializada en los negocios verdes, y el fondo Hartenlust Solar. Este mismo equipo ya tienen experiencia en renovables en el norte de Europa. Antes de Soto Solar este mismo grupo de inversores ya había lanzado Sunrock, una compañía centrada en el autoconsumo solar. En 2020 vendieron la firma al family office Cofra, de la familia Brenninkmeijer, dueños de la cadena de moda C&A.

Cuando desembarcó en España, Soto Solar trabajaba con el objetivo de contar con 2.000 MW en energía renovable en España en cinco años, antes de 2025. Entonces recabó 100 millones de un grupo de inversores que tomaron el 50% del capital.

Pero esta empresa –con sede en Madrid y en Ámsterdam– afronta ahora una nueva etapa. Y para ello ha vuelto a llamar al mercado a la busca de más financiación. Soto Solar ha contratado a Lazard para vender tanto una participación mayoritaria como una minoritaria en la firma. Soto Solar no ha respondido a las preguntas de este periódico.

Proyectos

El gran hito de esta compañía, que pilota Bas Dekker como consejero delegado, en estos cinco años de historia y también su gran atractivo para los posibles compradores es desarrollar la mayor planta fotovoltaica de España. Con 1 GW de capacidad, el llamado Proyecto Erasmo está ubicado en el municipio de Saceruela (Ciudad Real) y estará en funcionamiento el año que viene.

Esta planta representa la mayor parte de los activos de la firma, además de otras plantas más pequeñas de energía solar y alguna iniciativa en hidrógeno verde. Una materia en la que ha firmado un acuerdo con Enagás para desarrollar una planta de hidrógeno verde, que utilizará parte de la energía generada por el macroproyecto renovable. Otras áreas en las que busca posicionarse son el almacenamiento de baterías, en lo que cuenta con el proyecto de desarrollar 80 MW para almacenar la energía sobrante de Erasmo, y el autoconsumo. Todo esto eleva la valoración preliminar de la compañía por encima de los 700 millones.

La compañía, que depende de otra sociedad radicada en Países Bajos, cerró el ejercicio de 2020, el último con las cuentas anuales depositadas ante el Registro Mercantil, con unas pérdidas superiores al millón de euros. Ese ejercicio fue el primero en el que la firma obtuvo ingresos, de medio millón de euros.

La sociedad española no tiene deuda y, a cierre del ejercicio de 2020, contaba con una caja de cinco millones de euros.

Normas
Entra en El País para participar