Distribución

Una Navidad de última hora: el 10% de la compra de juguetes del año será en la semana de Reyes

El sector prevé crecer en el entorno del 3% en facturación, pero no en volumen

Una Navidad de última hora: el 10% de la compra de juguetes del año será en la semana de Reyes

La campaña de Navidad para el sector juguetero tendrá este año un marcado carácter de útima hora. El 6 de enero, día de Reyes, caerá en viernes, lo que provocará que las compras, que en España son de por sí marcadamente tardías, se concentren entre el lunes 2 y el jueves 5.

Así lo prevé tanto la Asociación Española de Fabricantes de Jueguetes (AEFJ) como la consultora especializada NPD Group, que este miércoles han presentado sus previsiones para el año. Estas pasan por un crecimiento de la facturación de entre el 2% y el 3%, en el mejor de los casos, sobre los 1.600 millones que generó el sector el año pasado. Por fin, el negocio juguetero recuperará los niveles previos de la pandemia. España era el último mercado europeo pendiente de hacerlo.

El mercado nacional, además, tiene algunas particularidades, como su marcada estacionalidad. La campaña de Navidad concentra cerca del 75% de las ventas de todo el año, y hasta el 45% se generan únicamente en el mes de diciembre ."Es el doble que en otros países de nuestro entorno", ha explicado Fernando Pérez, director de NPD Group en España. En definitiva, el comprador español apura hasta el último momento, y este año más. La consultora estima que al menos el 10% de las ventas de todo el año, porcentaje que puede escalar hasta un 11%, se generará en esos cuatro primeros días de enero. "Por muchos intentos que se hagan por desestacionalizar el sector, los hábitos en España son siempre los mismos. En 2016 y en 2011 el día de Reyes también cayó en viernes, pero este año se puede batir un récord", profundiza Pérez.

"Esperamos que no sea así", analiza, por su parte, María Salmón, presidenta de la AEFJ, por la incertidumbre que genera a las empresas el jugarse el resultado del año en unas pocas semanas.

La inflación tendrá su efecto en esta campaña, aunque según la AEFJ, el impacto es menor que en otros sectores por el esfuerzo hecho por las empresas. "Se está haciendo un importante esfuerzo en márgenes. Los juguetes son muy sensibles al precio, por lo que el esfuerzo en grande para mantener su atractivo", ha explicado Salmón. Sin embargo, esas subidas, que se estiman en el entorno del 4% de media, son las que conducirán al crecimiento de la facturación del sector, en tanto que el volumen de ventas será menor al del año pasado."Hasta abril y mayo sí uhbo un efecto claro de la inflación. Luego ha ido cayendo. El sector está tratando que no sea un impacto grande", apunta el portavoz de NPD.

El negocio también mejorará por el buen comportamiento de las exportaciones, que representan el 40% de la facturación. Francia, Portugal e Italia siguen siendo los principales mercados. Por otra parte, la venta online supone un 34% de las ventas del sector.

Pese a la pérdida de poder adquisitivo provocada por la inflación, el sector no observa un desplazamiento de la demanda hacia los juguetes de menor precio. "A cierre de octubre los que más crecían eran los que están en un rango de entre 30 y 50 euros, y los de menos de 10 euros están en negativo", analiza Fernando Pérez.

En cuanto a productos más demandados, los licenciados seguirán siendo las estrellas: representan el 30% del mercado y este año crecen un 14%. Superhéroes y figuras de acción son los que más triunfan.

Normas
Entra en El País para participar