Capital riesgo

Los Abarca Cidón ponen en venta su negocio de colegios concertados

Educare ficha a KPMG para lanzar su venta por unos 300 millones

Los Abarca Cidón ponen en venta su negocio de colegios concertados

La familia Abarca Cidón, los dueños de HM Hospitales, ponen en venta su negocio de colegios concertados. Han contratado a KPMG para que pilote la venta de la firma, Educare, por unos 300 millones de euros, según indican fuentes financieras.

El sector de la educación se ha revelado como uno de los pocos donde el apetito de los fondos no ha decaído ni por el alza de la inflación, ni por la subida de tipos, ni por la amenaza de recesión. Y los accionistas de la compañía de colegios concertados Educare tratan de aprovechar la oportunidad para lanzar la venta de la empresa, dueña de ocho colegios concertados en Madrid.

El principal accionista de Educare es la familia Abarca Cidón, fundadores de la cadena de hospitales HM. Cuentan con el 65% de la empresa de educación a través de su family office Alma Mater. El 35% restante es de la sociedad Gestión de Centros Educativos (Gecesa), en manos de Carlos Madruga Rael, presidente de Educare.

Esta sociedad data de los años 70, con la creación del colegio El Parque. En los años siguientes fue tejiendo una red por toda la Comunidad de Madrid, con los centros Valdefuentes, Peñalar, Peñalvento, Torrevilano y Montesclaro. En 2015 Gecesa se fusiona con Educare, la firma de los Abarca Cidón, para crear la compañía actual. Además de los citados colegios ha abierto dos centros más, Antamira y Antares.

En total la compañía da empleo a en torno a un millar de trabajadores y cuenta con 10.000 alumnos. En el ejercicio de 2020, la compañía sufrió por los meses, de marzo a junio, en el que el Covid-19 obligó a una enseñanza 100% online. Registró un beneficio cercano a los cinco millones de euros, un 30% inferior a las cifras del año anterior. Los ingresos descendieron un 20%, hasta los 30 millones.

La compañía atribuyó este resultado a haber dejado de percibir los ingresos por el comedor o las actividades extraescolares. La vuelta a la presencialidad a partir del curso 2020/2021 ha permitido a la compañía volver a las cifras de antes de la pandemia. Y ofrece a los inversores un ebitda de 17 millones. Teniendo en cuenta las valoraciones que maneja el mercado para este tipo de activos, por encima de las 15 veces, las primeras tasaciones en la compañía se elevan hasta los 300 millones.

La compañía afronta una deuda, a cierre del ejercicio de 2020, por 72 millones. Se corresponden en su mayoría con una serie de préstamos, alguno respaldados por activos inmobiliarios, con CaixaBank, Bankinter y Santander. La compañía cerró ese ejercicio con una caja por 6,6 millones.

Los grandes fondos de capital riesgo se han lanzado en los últimos años a tomar posiciones en este sector. Uno de los casos más exitosos ha sido el de Providence, que adquirió en 2017 los colegios Nace a Magnum, el fondo de Ángel Corcóstegui, por 350 millones. Integró esta compañía en una plataforma mayor, que llamó Globe Educate, con 31.000 alumnos y 55 colegios repartidos por Francia, Canadá, Andorra, Malasya, Portugal, Italia, India, Reino Unido, Chipre y Andorra.

En España también destaca la presencia del gigante europeo de la educación Inspired Education, que ha adquirido el King’s College o los colegios San Patricio. Está participado por los gigantes del capital riesgo Warburg Pincus y TA Associates. Otros fondos han optado por la educación superior. CVC adquirió la Universidad Alfonso X y Permira, la Universidad Europea.

La operación de Educare es una oportunidad de oro para que un fondo de capital riesgo se posicione en este sector en España. Y, a través de esta compañía, pueda crear una plataforma con la que entrar en el juego de la consolidación de la educación privada en España, aún muy atomizada.

Normas
Entra en El País para participar