Defensa

Maxam vende su negocio de defensa al gigante alemán Rheinmetall por 1.200 millones

Expal, la filial del grupo español, factura 350 millones al año y supone el 25% del negocio

Maxam vende su negocio de defensa al gigante alemán Rheinmetall por 1.200 millones

El gigante español Maxam sale del sector de la defensa. La compañía ha acordado la venta de Expal, su filial en este área, al gigante alemán Rheinmetall por 1.200 millones. La operación implica que la empresa española se centre a partir de ahora en su negocio tradicional, el de la minería y los explosivos, y salga de la producción armamentística, en la diana por los programas gubernamentales para incrementar el gasto en defensa. Y supone un importante moviemiento de concentración en la defensa y la industria en Europa, en plena guerra en Ucrania y con la amenza de un conflicto mayor.

Maxam está en manos del fondo Rhône Capital, que pilota en España el expresidente de Aena Jose Manuel Vargas, desde 2018. El fondo ya había previsto entonces la venta de esta filial, ante las presiones de los inversores de este tipo de vehículos por abandonar negocios que no cumplen con sus criterios ESG, como las armas, el petróleo o el juego.

Expal, especializada en munición, cuenta con una plantilla de más de 1.000 trabajadores, repartidas en sus seis plantas de España y EE UU. Tiene una facturación anual de 350 millones, que suponen en torno al 25% de la facturación total del grupo. El 80% de su negocio procede de las exportaciones, fundamentalmente de países de la OTAN.

Rearme industrial

La operación, que se rubricó a última hora de este domingo, supone un importante movimiento en el sector de la defensa y en la industria en Europa, en plena guerra de Rusia en Ucrania y con la amenaza latente de un conflicto mayor. El comprador es el gigante alemán Rheinmentall, que tiene una capitalización de 7.000 millones y 25.000 empleados en todo el mundo. Este grupo ya estaba presente en España con una planta en la localidad vizcaina de Abadiano, dedicada a productos de automoción y seguridad.

Expal está presidida por el almirante retirado José Luis Urcelay, que fue nombrado en 2020 para sustituir al también almirante Francisco Torrente. Su consejero delegado es José Manuel Fernández Bosch. Ambos ejecutivos se mantendrán al frente de Expal –que será una filial del gigante industrial alemán, que cuenta con intereses en la automoción o la industria pesada– bajo la batuta de los alemanes, para lo que aún se necesitan las autorizaciones pertinentes.

Esta operación puede facilitar la salida de Rhône Capital del gigante español, cuando está cerca de cumplirse el plazo habitual de inversión de estos fondos. Al haber salido del sector más problemático para que sea adquirido por otro fondo o aborde una salida a Bolsa. Ya durante el verano Maxam acordó con la banca refinanciar sus más de 500 millones de deuda bancaria, lo que le liberó de vencimientos hasta 2027 y de compromisos con las entidades financieras.

La operación que ha rubricado con Rheinmetall dispara el valor de Maxam. Teniendo en cuenta los 1.200 millones que la firma alemana ha pagado por Expal, que es un cuatro del negocio, el 100% del capital estaría valorado en casi 5.000 millones. Su negocio se centrará, a partir de ahora, en los materiales energéticos para usos civiles, donde emplea a 3.000 trabajadores y es un líder mundial presente en más de 60 países.

Normas
Entra en El País para participar