Guindos asegura que no influyó en el dictamen del BCE sobre el impuesto a la banca

Rebaja la euforia por las subidas de tipos y pide a los bancos que doten más provisiones para cubrir las futuras insolvencias

Luis de Guindos, vicepresidente del Banco Central Europeo.
Luis de Guindos, vicepresidente del Banco Central Europeo.

El vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Luis De Guindos, ha asegurado que no influyó en el contenido del dictamen sobre el impuesto a la banca española. De esta forma, ha salido al paso de las críticas por parte del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tras conocerse el veredicto en el que BCE cuestionaba ampliamente el diseño del nuevo tributo.

En ese sentido, Guindos ha mostrado su “total respeto” al jefe del Ejecutivo, pero ha querido atajar cualquier atisbo de suspicacia. El vicepresidente del BCE ha repasado cada uno de los pasos que sigue el BCE antes de emitir una opinión y ha aclarado que, antes de llegar al consejo de gobierno, un informe de ese calibre debe atravesar diversos estamentos previos.

“Es prácticamente imposible que una persona pueda influir en este tipo de decisiones porque el BCE toma decisiones colegidas y ahí es imposible que una persona tenga una influencia notable para intentar sesgar la opinión del BCE en un ámbito en concreto”, ha defendido.

La semana pasada, tras conocerse la opinión del BCE sobre el gravamen que prevé aplicar el Gobierno, Sánchez, en tono irónico, agradeció a Guindos sus “ganas de ayudar” con el dictamen. En su veredicto, el BCE cuestionaba, entre otros puntos, que el nuevo tributo podría poner en riesgo la concesión de crédito, que podría distorsionar la competencia y que solo tenía en cuenta los mayores ingresos de las entidades, pero no los mayores gastos que afrontan en formas de dotaciones para cubrir insolvencias.

En esa misma línea, Guindos ha querido rebajar la euforia por la subida de tipos de interés. El vicepresidente del BCE ha pedido “no quedarse cegados” por la mejoría a corto plazo gracias a la subida de los tipos de interés, ya que los bancos deberán aumentar sus provisiones por el aumento del riesgo debido a la actual crisis de precios y la guerra en Ucrania. "Los buenos jugadores miran a largo plazo", ha expresado.

No obstante, Guindos ha reconocido que los bancos atraviesan una situación mejor que la que tenían al inicio de la crisis financiera, puesto que cuentan con mayores niveles de capital y liquidez.

Normas
Entra en El País para participar